Andrea Boquete: “Tenemos que estar fuertes de la cabeza”

Se incurre en una mentira si se afirma que la derrota de ayer ante Venezuela no golpeó a la plantilla nacional. De todas formas la historia sigue, y el miércoles deberán medirse en semifinales, a partir de las 17:45 (hora de nuestro país), ante el primero del grupo “A”; que de no mediar una sorpresa histórica será Brasil.

La escuadra venezolana festejaba en el parquet del Domo Bolivariano como si hubiese obtenido un título. Es que en los papeles lo que estaba en juego era el primer lugar de la zona, pero en los aspectos intangibles, esos que muchas veces llegan más, se celebraba haberle ganado por vez primera a Argentina, y de paso, escapar de una semifinal casi cantada ante las brasileñas.

Con tanto festejo de un lado, raro hubiese sido no encontrar desazón en la otra cara de la moneda. Allí fue clave el aporte del cuerpo técnico para poner la situación en contexto, y ayudar a nuestras chicas a no dramatizar de más, dado que la derrota era una posibilidad, la historia en el Sudamericano no terminó, el boleto para el FIBA Americas 2017 está asegurado, y en una mirada amplia, este torneo es parte de la preparación para el objetivo mayor: el Repechaje Olímpico.

Más calmada, con la mente fría y el corazón caliente; y por sobre todas las cosas, comprendiendo que de estas situaciones se debe aprender para seguir mejorando, la selección se retiró a cenar, para luego emprender el descanso reparador de cara a un martes de entrenamientos, ya pensando en las semifinales del miércoles.

Quién se tomó unos minutos para dialogar con CABB.com.ar fue la mendocina Andrea Boquete, la cual buscó hacer un análisis de lo vivido en el cotejo ante las locales:

“Sabíamos que el partido más duro de todos iba a ser Venezuela, ya que son locales y además han tenido una gran evolución. Creo que en el primer tiempo se jugó a lo que habíamos planeado y todo estaba encaminado, pero fallas y un mal momento nuestro le dio vida a ellos y supieron aprovecharlo”.

Pensando en el miércoles, Andrea reflexionó: “Nada está perdido. Se viene una semifinal muy importante y tenemos que salir con todo para revertir la situación. Somos capaces de hacerlo como grupo y no hay dudas de que podemos conseguirlo”.

Por último, la integrante del equipo U19 que fue bronce en el mundial de Tailandia en el 2009 (junto con Burani y Flores), dio una última frase, que retumbó como un juramento: “Tenemos que estar fuertes de la cabeza y jugar tranquilas, confiando en nosotras”.

Foto: Gentileza FIBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.