Argentina cayó con Brasil y buscará el tercer puesto

Después de jugar tres muy buenos cuartos, la selección mayor femenina cayó en una sequía profunda y terminó sucumbiendo ante el clásico rival por 73 a 57. Mañana a las 17:45 (hora de nuestro país), buscará quedarse con el último peldaño del podio.

El encuentro inició con una muy buena defensa por parte de la escuadra nacional. Esto se reflejó en el tanteador rival, que al llegar al promedio de ese capítulo inicial apenas contabilizaba una unidad.

A pesar de ese aspecto importante, la celeste y blanca no pudo escaparse en demasía, pese a los réditos que le dio el hecho de jugar abiertas, obligando a la defensa adversaria a salir de la pintura, y a partir de allí, generar espacios.

Iziane fue la principal arma ofensiva de Brasil, que llegó a sacar siete tantos de ventaja en la recta final (6-13); aunque con un oportuno tiempo muerto, las nuestras recuperaron el rumbo, le devolvieron anotaciones a su ataque, y terminaron con mejor semblante, pese a los ocho puntos de brecha (10-18).

Otra fue la historia en el arranque del segundo capítulo. Con un parcial de 6-2 en los primeros dos minutos, Argentina acortó a cuatro, prolongando su buen momento hasta un minuto después, cuando cerraron una racha total de 11-2, para pasar a comandar 21-20.

Para producirse ese click, fueron necesarios dos aspectos. Por un lado, mantener el buen nivel defensivo, complicando la primera línea y cerrándose en su trapecio cuando el balón llegó a la pintura. Por el otro, insertar dentro del andamiaje ofensivo a la pareja de internas de turno, no solo para darles la americana al poste, sino también usándolas como tráiler.

La defensa zonal brasilera no conseguía afectar a las nuestras, y debido a ello el trámite continuó sumamente parejo hasta ingresar a los últimos dos minutos. Fue allí cuando el clásico rival, con más fortuna que juego, encontró los caminos para cerrar mejor.

Por acciones aisladas y no construcciones en conjunto, las de Barbosa se metieron al descanso largo con una ventaja de nueve (25-34), teniendo en el tándem Palmira-Iziane a su gran producción de conversiones con 24 (11 y 13 respectivamente).

El retorno de zona de vestuarios devolvió mejor plantado al cuadro brasilero, que con una inspirada Karina, en 2:30 llegó a sacar 12 de luz (29-41), dejando al descubierto la versión más floja de las nuestras hasta ese momento.

En ese lapso Argentina dudó y lo pagó, aunque a través de la rotación, y sin bajar los brazos en defensa, recortó la brecha poco a poco, hasta ubicarse a un doble (45-47) con 2:30 por delante, teniendo como estandarte a Gisela Vega, que contabilizó ocho puntos en ese cuarto.

Con 20 segundos por delante, Melisa Gretter acertó el triple que dejó el partido igualado en 51; prometiendo un último acto electrizante, aunque finalmente no fue así.

En el momento menos oportuno de la tarde, a las nuestras le llegó una sequía que terminó opacando todo lo bueno que habían logrado hasta ese entonces.

Desde el triple de Andrea Boquete en el primer ataque criollo del periodo, que las puso arriba 54-51; hasta el siguiente acierto, que fue de Vega y desde la línea, la celeste y blanca pasó más de nueve minutos sin anotar, sufriendo una racha de 20-0 en contra, y dándole a Brasil un triunfo holgado que no se equipara con lo que fue el trámite.

La defensa adversaria tuvo influencia para que esto ocurriese. Parada más arriba, y haciendo alarde de sus torres cerca del cilindro, las brasileñas apostaron a que las nuestras no conviertan de larga distancia, cosa que así pasó.

Desde el otro punto de vista, Argentina no se permitió atacar el cesto, ni por descargas ni por rompimiento, ante la latente amenaza del tapón, y pese a los insistentes reclamos del banco de suplentes para que ejecuten ese tipo de acciones.

Fue así como llegaron al promedio del cuarto con una desventaja mínima de dos puntos (54-56), pero al no poder convertir, y pese a redoblar esfuerzos en defensa, con poco, el clásico adversario se fue escapando, hasta recuperar el doble dígito de ventaja de cara a los tres minutos finales (54-65).

Los últimos embates nacionales no alcanzaron para torcer un destino ya marcado, y que deposita a las nuestras en la pelea por el tercer peldaño del podio mañana jueves, a partir de las 17:45 (hora de nuestro país), y ante el perdedor de la semifinal entre Venezuela y Colombia.

Síntesis

Argentina (57): Melisa Gretter 7, Sandra Pavón 2, Andrea Boquete 7, Agostina Burani 4 y Gisela Vega 14 (inicial); Ornella Santana 8, Victoria Llorente 0, Diana Cabrera 0, Celia Fiorotto 2, Nadia Flores 0 y Sthefany Thomas 2. DT: Cristian Santander.

Brasil (73): Joice 6, Palmira 18, Iziane 19, Karina 7 y Nadia 13 (inicial); Paixao 3, Jaqueline 0, Tati 3, Ega 0, Justino 0 y Kelly 4. DT: Antonio Barbosa.

Parciales: 10-18 / 25-34 / 51-51.
Árbitros: Mercedes – Anaya – Vélez.
Estadio: Domo Bolivariano.

Foto: Gentileza FIBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.