Banda Norte. A una década del debut en el TNA

El 22 de octubre de 2010 Asociación Atlética Banda Norte jugó ante Ciclista en Junín su primer partido en la segunda categoría del básquet nacional. Datos, campañas, jugadores y sensaciones que llevaron a la ciudad a la agenda del deporte nacional por cinco temporadas consecutivas.

En julio de 2010 se confirmó el paso adelante del proyecto verde: Asociación Atlética Banda Norte anunció que participaría del Torneo Nacional de Ascenso de básquet tras el canje de la plaza a Alma Juniors de Esperanza. A partir de allí se armó el plantel conducido por Fabián “chino” López.

Con la continuidad de un tridente local (regional, mejor dicho) con grandes antecedentes en la Liga B –Juan Pablo Martínez, Santiago Arese y Gastón Campana-, arribaron al Parque Sarmiento jugadores con experiencia en la categoría. Sumados a una decena de amistosos, el debut oficial fue el 22 de octubre de 2010 en Junín, ante el siempre animador Ciclista. Más allá de la derrota anecdotica a esta altura ante uno de los candidatos por 78 a 70, esa fecha marcó que el proyecto estaba en marcha.

Fue el primero de 170 partidos en la segunda categoría del básquet nacional en 5 temporadas consecutivas, con el paso de 50 jugadores (9 extranjeros) y tres directores técnicos.

Darío Dho, quien comandó la subcomisión de básquet del club en aquel periplo, recuerda a Al Toque Deportes el inicio del proceso para jugar el TNA: “La decisión fue basada en los cuatro años transcurridos en la Liga B en aquel momento y de haber jugado competitivamente durante las últimas tres temporadas, con dos finales”, y agrega: “Se hizo un balance económico y deportivo y lo que podía ser otra participación en Liga B o si no hacer la apuesta de subir de categoría. Luego de varias reuniones y con el acompañamiento de la Comisión Directiva del club, en aquel momento presidida por Marcelo Gherro, fue que se tomó la decisión, acompañada también por el gobierno municipal de aquel momento y por nuestros principales sponsors a quienes consultamos entonces si estaban de acuerdo”.

Plantel de la segunda temporada (2011/12) conducido por Fabián López

Fabián “chino” López fue el técnico que encabezó desde lo deportivo aquel inicio en el segundo escalón del básquet. Sobre el paso arriba del club, expresa: “La compra de la plaza de Banda Norte nos encontró a todos en un momento bárbaro porque veníamos de ser fuertes protagonistas de la Liga B, con dos finales consecutivas”, y agrega sobre la historia del club: “Personalmente significó una alegría enorme, de ver hecho realidad lo que habíamos soñado junto a un grupo de dirigentes del club, que era posicionar a Banda Norte en lo más importante del básquet nacional, y de sentir que se hacía realidad lo que soñábamos: Banda Norte había sido uno de los clubes fundadores de la Liga Nacional y después de mucho tiempo volvía a estar en ella, volvía a ser protagonista y a ser reconocido por todos”.


“Banda Norte había sido uno de los clubes fundadores de la Liga Nacional y después de mucho tiempo volvía a estar en ella, volvía a ser protagonista y a ser reconocido por todos”

FABIÁN LÓPEZ

En el mismo sentido, el profesor Gustavo Viglione –quien acompañó al “verde” con el trabajo periodístico en FM Energía junto a Norberto Bonino- relaciona esta experiencia de disputar el TNA con el proceso de la Liga B en la década del ’80: “La participación de Banda Norte a nivel nacional comienza en 1984, con el torneo de Transición en el que sale campeón San Andrés. Al año siguiente, en 1985, se concretó la Liga Nacional propiamente dicha”, y suma quien por entonces era DT de ese equipo: “En 1985 Banda Norte participó de la Liga B, que en esa época era la segunda categoría del básquet nacional, junto a una gran cantidad de equipo en el cual podían jugar con hasta tres extranjeros y Banda Norte fue uno de los pocos equipos que jugó sin extranjeros y así mismo tuvo una participación aceptable”.

Con ese antecedente con sello nacional, Asociación Atlética Banda Norte emprendió hace 10 años el recorrido por cinco temporadas consecutivas en el Torneo Nacional de Ascenso en el cual tuvo la posibilidad de contar en sus planteles con jugadores propios como Santiago Arese, “repatriar” locales como Fernando Titarelli y Ricardo Centeno, y disfrutar de consagrados como Sebastián “paco” Festa.

Fabián López estuvo a cargo del plantel por algo más de dos temporadas

Lo deportivo fue bueno. Fueron los primeros años del TNA, fuimos competitivos deportivamente”, recuerda Fabián López sobre lo visto en cancha al inicio del proceso, y afirma: “Jugamos bien, mal, le ganamos a equipos poderosos, perdimos con otros. Creo que realmente la palabra justa es que fuimos muy competitivos”. En coincidencia con la definición de López, Dho comenta: “En lo deportivo formamos equipos competitivos que nos dejaron ir avanzando en cada una de las temporadas que nos dejaron a veces más lejos, a veces más cerca, pero para estar siempre en la pelea”, y agrega: “Fueron quedando amistades de algunos jugadores, que vinieron de afuera y se hicieron del club como por ejemplo el gran capitán que tuvimos como Matías Cudos. El anhelo y el gusto de haber tenido jugadores nacidos en la institución como Lucas Barlasina y Santiago Arese que nos dieron su calidad y vimos su camino recorrido reflejado con la camiseta verde”.


“Formamos equipos competitivos que nos dejaron ir avanzando en cada una de las temporadas”

DARÍO DHO

No sólo de jugadores propios permitió disfrutar la experiencia de cinco años en el Parque Sarmiento. Por el estadio “verde” pasaron equipos y jugadores consagrados y promesas. Quilmes de Mar del Plata y los equipos juninenses -Ciclista y Argentino-, 9 de Julio de Río Tercero y elencos históricos que pasaron en su resurgir hacia la Liga Nacional: San Lorenzo de Almagro, Ferro Carril Oeste o Instituto de Córdoba. Sobre jugadores, los jóvenes Nicolás Brussino (San Martín de Marcos Juárez, 2010/11) o Luca Vildoza (Quilmes, 2012/13) y ya figuras con trayectoria en Liga Nacional y otras competencias internacionales.

Sobre las direcciones técnicas, tres fueron las cabezas de equipo en las cinco temporadas: el inicio de López se extendió hasta antes de la mitad del tercer torneo (2010/11, 2011/12 y parte del 2012/13). Esa temporada fue finalizada por Gabriel Picatto, con antecedentes en Liga Nacional y quien luego formaría parte del cuerpo técnico de la selección argentina. Las dos últimas campañas estuvieron a cargo de otro local: José Luis Pestuggia.

A mí me deja un gran recuerdo. La posibilidad de haber jugado a ese nivel y en un club que, en ese momento en cuanto a básquet profesional hablando, estaba con una organización muy buena, con una dirigencia muy seria y que fue el trabajo de muchos procesos anteriores, tanto de ligas provinciales como de Liga B el haber llegado ahí”, rememoró semanas atrás Juan Pablo Martínez, uno de los valores locales que alternó en la base durante las primeras tres temporadas de Banda Norte en el ascenso.

Juan Pablo Martínez en un amistoso ante Atenas preparativo al debut en el TNA

¿Qué significó Banda Norte en el TNA para la ciudad?

Para la ciudad significó ser el referente deportivo de la ciudad en ese momento, posta que tomó después Estudiantes con el fútbol”, define Fabián López. Marcelo Gherro, presidente de Banda Norte en ese momento, comenta: “Significó que la ciudad también fue una vidriera. Recuerdo que cuando los chicos iban a otros lados a jugar como visitantes, eran embajadores de la ciudad”. El profesor Viglione comenta en sintonía: “El TNA fue un impulso muy grande para el básquet de la ciudad. Banda Norte fue un espejo y un referente donde durante esos cinco años apostó a conformar equipos muy competitivos con buenos extranjeros y jugadores nacionales”.

Además del aspecto deportivo y de la relevancia de la categoría, otra arista fundamental surge de los entrevistados a la hora de entender aquella travesía de Asociación Atlética Banda Norte: lo dirigencial.

Banda Norte siempre fue una institución modelo a nivel organización y al cumplimiento con los jugadores y cuerpo técnico”, destaca Viglione. En concordancia, “lo que se hacía en la cancha fue un reflejo de lo que se hacía organizativamente así que la idea se iba cumpliendo de dar un paso adelante y dejar bien planteada la institución y a Río Cuarto”, explica Fabián López.

Darío Dho, Marcelo Gherro y Roberto Gualtieri, de La Italiana

Darío Dho y Marcelo Gherro sostienen que desde el club se trabajó “sobre seguro” sin rifar ni dejar al azar nada, sobre todo el futuro de la institución. Dho detalla cómo se trabajó a nivel dirigencial en aquel momento: “Se trató de imitar un poco a nuestros antecesores dirigentes, de quienes aprendimos y tratamos de copiar la responsabilidad” y añadió: “Nos sentábamos con Gabriel Ghelfi a hacer los presupuestos al inicio de la temporada. Ese trabajo él lo tenía muy claro y era muy importante para planificar cómo venía la campaña, cómo íbamos a transcurrirla y tratar de ir poniendo las pautas para trabajar y cumplir los objetivos, hablando con cada uno de los sponsors, desde los más chicos hasta los más grandes, que todos fueron de igual importancia. Pero siempre hay algunos principales como Marinelli o La Italiana que acompañaron en todo momento desde los torneos provinciales hasta las últimas participaciones que tuvimos a nivel nacional”.

En tanto que Gherro destaca el trabajo de la subcomisión de básquet: “Si alguien hizo la gesta deportiva del básquet en el TNA es Darío Dho, Gabriel Ghelfi y toda su gente porque realmente manejaron esto como una verdadera empresa y pudieron llegar con los parámetros que el club marcaba con su impronta, con su historia, con su seriedad y honestidad a lo que se llegó”.

En todo el periplo del lobo del parque en el TNA quizás el aspecto más extraño ha sido el fluctuante acompañamiento del público, considerando la escala de competencia en la que se estaba. “La gente acompañó en parte, sobre todo lo hacía en las instancias decisivas o cuando al equipo le iba bien”, menciona Gherro. Gustavo Viglione, más tajante, afirma: “Lamentablemente el público nunca acompañó como tendría que haberlo hecho con Banda Norte en una categoría tan importante del básquet nacional”. Lo cierto es que en algunos partidos de las primera y segunda fase de diferentes temporadas era llamativo la falta de gente en las tribunas del estadio, llegando en mayor o menor medida sobre la hora del salto en media cancha de inicio de juego.

Previa a un partido de la temporada 2013/14, las tribunas aún sin público

Ya finalizando la temporada 2014/15 las condiciones de para afrontar no eran las mismas y la dirigencia lo evaluó. “Las complicaciones empezaron cuando eran cada vez más los jugadores que uno tenía que traer. Esa naturalidad de nutrirse de la cantera que tuvo Banda Norte con jugadores propios se iba haciendo imposible porque a nuestros chicos les quedaba muy grande el salto de una competencia local a pasar a ser un remanente de un equipo de TNA”, explica Gherro y añade acerca de la situación económica general del país: “Recordamos situaciones en donde para poder traer un extranjero tener que inscribirlo en Migraciones como un empleado extranjero del Estado y hacer todo el tramiterío en Córdoba. Se complicó el tema del dólar y el pago en dólares”. Asimismo, el expresidente de Banda Norte menciona que la competencia se fue volviendo “exclusiva de ciertos clubes en donde por detrás de ellos había una empresa o bien había un gobierno local o provincial que les bancaba prácticamente todo el presupuesto”.

Saludo tras partido del plantel que disputó la última temporada en el TNA (2014/15)

A pesar de no continuar en el TNA, las sensaciones a una década del debut y a un lustro de dejar la categoría son satisfactorias: “Los recuerdos son muy buenos y el balance es más que satisfactorio. Hay que agradecer a todos los que nos acompañaron y nos dieron una mano. Está la esperanza latente de que en algún momento se pueda volver a una instancia de ese tipo”, concluye Gherro.

Fuentes: CEDAT, AdC.
Fotos: Archivo Al Toque, Prensa Banda Norte
Redacción Al Toque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *