El histórico triple-doble de Maranguello, un emblema e ícono de Liga Argentina

El alero puntano brilló este jueves con 11 puntos, 17 rebotes y 10 asistencias en la victoria de Progre frente a Rivadavia. Un hito para el gran capitán del elenco de General Roca, inoxidable a sus 37 años y uno de los jugadores más prestigiosos de la Liga Argentina.

El alero puntano de 37 años, está más vigente que nunca y marcó un inolvidable triple doble para su carrera en el duelo frente a Rivadavia de Mendoza. Su gran actuación quedará ubicada dentro de los grandes momentos de la Liga y en la memoria de cada uno de los presentes en el Ángel Cayetano Arias, y de los fanáticos que siguieron la hazaña. La historia del triple del joven base Diego Agnoli, que permitió a Gustavo Maranguello sobre la chicharra concretar esta inmensa marca.

Gustavo Maranguello, uno de los emblemas de la Liga Argentina, por la cantidad de presencias que ha tenido a lo largo de las diferentes y épicas temporadas, estableció una de las marcas a la que todo basquetbolista anhela con alcanzar. Maranguello en el mundo de la naranja o Maranga para sus seguidores y fanáticos, selló una nueva victoria para su equipo frente a Rivadavia de Mendoza (71-81) por la Conferencia Sur y sin lugar a dudas un premio para su carrera, con un histórico y descomunal triple-doble (11 puntos + 17 rebotes + 10 asistencias), que sin dudas será uno de los tantos galardones y recuerdos que perdurarán en su memoria y en la nuestra, los apasionados del buen basquetbol.

La palabra del entrenador (Juan Kass): “En el momento en el cual Gustavo le pasa la pelota a Diego (Agnoli) para lanzar el triple, todos estábamos rogando que la pelota ingresara, porque Gustavo se lo merece. Es un premio para su trayectoria, no es fácil que un jugador establezca esa marca en una liga tan competitiva y tan pareja”.

Del Progreso regresó a la victoria en el certamen con una enorme performance en el Ángel Cayetano Arias de Viedma frente a Rivadavia Básquet. Aunque hubo un jugador que continúa haciendo de las suyas en la cancha, un personaje conocido en el mundo de ambiente deportivo, el alero Gustavo Maranguello, quien ingresó al campo de juego y se despachó con triple-doble magnifico y que jamás olvidará. Con una lesión que lo perjudicó durante algunas semanas logró sobreponerse y lograr uno de los hechos que pocos han logrado en la competencia, además, de contribuir de gran manera en el regreso al triunfo de su equipo.

Previo al inicio de la competencia el legendario alero puntano de 37 años, comentaba:

“Estoy muy contento y muy feliz con mi presente, con muchas ganas de arrancar. Mi compromiso seguirá siendo siempre el mismo, entrenar y trabajar duro” y vaya que lo que ha logrado con grandes marcas en la Liga Argentina y precisamente la que estableció este jueves es una de ellas.

“Siempre estoy dispuesto a ayudar al plantel y cuerpo técnico para que todos tengamos una gran liga. Me siento muy respetado y valorado en el club y en la ciudad”.

Un personaje dentro del básquet nacional en la segunda categoría del deporte argentino, continúa con su misma idea inicial: “El objetivo es que con el pase los años, el club llegue a lo más alto posible en la competencia. Todos trabajamos para eso, queremos lo mejor para el club”.

En más de una entrevista con diferentes medios locales y provinciales, Maranguello, expresó lo que muchos han compartido: “El básquet te ubica donde te mereces. Es muy lógico”. Quien diría que esa frase terminaría siendo igual de importante para él que para los fanáticos e incluso los lectores deportivos. A lo largo de los años, Gustavo, se convirtió en algo más que un jugador con ganas y ansias de llegar a lo más alto en el básquet, llegó a ser considerado como un símbolo y/o insignia para los equipos en donde jugó y en la tarde del día 29 de abril dejó su nuevamente su impronta en las estadísticas históricas del campeonato.

En la temporada 18/19, ya como capitán, promedió: (40 partidos jugados, 491 puntos, 1290 minutos, 199 rebotes y 85 asistencias), números fulgentes en la carrera de un jugador con gran calidad deportiva, técnica, pero, sobre todo, referente desde el lado de la capitanía, ayudando a los jóvenes a dar sus primeros pasos en el mismo mundo que lo vio crecer, consolidarse y sobre todo, que fue testigo de un triple-doble espectacular a sus 37 años de edad.

En su última participación en el certamen, la cual fue perjudicada por la pandemia, arrojó los siguientes números (14.4 puntos; 7.1 rebotes; y 2.5 asistencias en 34 minutos).

Este jueves, tras padecer una lesión que lo marginó de algunos partidos y le prohibió jugar al 100% dentro de la cancha (espolón en el talón) en el transcurso de la primera burbuja. Gustavo fue acompañado por su entrenador, compañeros, y principalmente un equipo de médicos que le permitieron conllevar la lesión de la mejor manera y demostrar nuevamente su gran talento que afirmó con su inolvidable triple-doble.

Informe: Emmanuel Valle / Prensa Del Progreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *