Equipo por equipo por Carlos Altamirano.-

Este jueves, con el Súper 20, comienza una nueva temporada de la Liga Nacional y Carlos Altamirano analiza la proyección de cada uno de los conjuntos.-

 CONFERENCIA NORTE.

La Conferencia Norte, como siempre, cuenta con mejores presupuestos. Instituto, Quimsa, Regatas y San Martín aparecen como máximos aspirantes al título. Oberá se potenció enormemente, mientras que tanto La Unión como Comunicaciones volvieron a apostar por nacionales expertos y buenos extranjeros. Atenas, Olímpico y Riachuelo arrancan un escalón por debajo del resto. 

Atenas (Córdoba)

El Griego apostó por uno de los entrenadores que más ha crecido en el último tiempo: Sebastián Saborido. El DT, ni lento ni perezoso, se llevó a tres jugadores que rindieron plenamente en Libertad durante la pasada temporada: Augusto Alonso (aún ficha u23), Latraius Mosley y Danuel Hure. Diego Gerbaudo y Eduardo Gamboa se repartirán funciones para generar/anotar, Mauro Araujo y Gastón Córdoba para sumar viniendo desde el banco y Omar Cantón cumplirá una doble función como apoyo en poste bajo y gracias a su tiro de 3 puntos. 

Comunicaciones (Corrientes)

Si los extranjeros interiores -Petterson y Greenwood- logran hacer pie, el equipo de Mercedes será muy peligroso. Reúne un combo de experiencia y juventud en el puesto del 1 con Luciano Guerra y Alejandro Konstadt, potenciado por Jordan Adams y Juan Manuel Rivero como anotadores, Lucas Gargallo como rueda de auxilio, la frescura de Santiago Barrales y el oficio de Alejandro Diez. Ariel Rearte dispondrá de un interesante plantel.

Instituto (Córdoba)

Ya no sorprende que la Gloria apueste todo para buscar su primer título de Liga más importante del básquet nacional. Lucas Victoriano tendrá que darle identidad a un equipo renovado casi en su totalidad: volvió Gastón Whelan, incorporó a Nicolás Copello, volvió a apostar por Mateo Charini y Martín Cuello como anotadores pero le sumó verticalidad y tiro con Federico Elías. La dupla interior es, a priori, de lo mejor a nivel nacional: Nicolás Romano y Tayavek Gallizzi. Aun debe definir su ficha extranjera. 

La Unión (Formosa)

Eduardo Japez tendrá la misión de armar un plan de juego con un roster muy equilibrado. Nicolás Ferreyra será el encargado de manejar la batuta y el desparpajo de Fermín Thyggessen aportará frescura como base suplente. El perímetro está repleto de recursos: Jhonatan Maldonado y Patricio Tabarez aparecen como anotadores fiables que se suman a la versatilidad de Fabio Vieta y Lucas Arn. El juego interior lo destinó a dos extranjeros: el rendidor Chaz Crawford y Zac Cuthberston. Fernando Podestá sumará llegando desde la banca.  

Oberá (Misiones)

En su segunda temporada en la A, el equipo misionero apuesta fuerte. Para ello, fue a lo seguro en el mercado de cabotaje: Nicolás de los Santos y Jonathan Treise como armadores, Jonathan Slider como anotador y Facundo Giorgi como cuatro abierto. ¿Cómo logrará ser posible candidato? Simple: si da en la tecla con sus extranjeros, Joshua Morris, Clint Robinson y Samuel Yeaguer. Fabio Denti es el elegido para darle forma al sueño de Oberá.

Olímpico (La Banda)

Luego de su exitosa última temporada, el equipo santiagueño repite al 80% de sus jugadores, aunque los cambios son significativos. Dos jóvenes se harán cargo de la base (Guillermo Aliende y Luciano Cáceres) y el juego interior es nuevo (llegaron Michael Buchanan y Francisco Filipa). Habrá que focalizar sobre Elyjah Clark, quien tendrá la misión de ser el escolta anotador junto a Federico Grun. El arribo de Sebastián Morales le dará una buena opción para el 4 abierto, mientras que Santiago Arese, Luciano Ortiz y Juan De la Fuente se repartirán los minutos en el puesto del alero.

Quimsa (Santiago del Estero)

Sebastián González logró cerrar un perímetro netamente nacional de altísima calidad: Franco Baralle, Juan Ignacio Brussino, Iván Gramajo, Luciano González y Mauro Cosolito. Sebastián Acevedo, uno de los mejores ala pivote de la pasada temporada se suma a la Fusión, que seguirá apostando por el crecimiento del ecuatoriano Bryan Carabalí. ¿La novedad? Fichó al ex Obras y ACB Erc Anderson, un 5 ágil que potenciará a un equipo que vuelve a ponerse la pilcha de candidato. 

Regatas (Corrientes)

Es evidente que el fichaje de Penka Aguirre fue la noticia más fuerte para el conjunto correntino. El base, dueño de las últimas seis temporadas de la Liga, estará rodeado por un equipazo: dos armadores jóvenes con diferentes características (Corbalán/Giordano), dos escoltas que ya demostraron compelemtnarse muy bien (Arengo/Quinteros), aleros versátiles (Carreras/Hogan/Fernández) y una buena dupla interior (Cáffaro/Davis). Picatto reemplazó a Victoriano. Candidato.

Riachuelo (La Rioja)

Debut absoluto del equipo riojano en la elite del básquet argentino. Y a decir verdad, por el poco tiempo que tuvo para armarse, lo ha hecho muy bien. Fueron astutos: apostaron a nacionales con sobrada experiencia como Nicolás Paletta, Martín Leiva y Pablo Espinoza. El talento para anotar y generar de Eric Flor será determinante, al igual que Rodrigo Sánchez como rueda de auxilio en ambos costados del campo. Si Robinson muestra calidad, Fabricio Salas podrá competir contra los candidatos del Norte.

San Martín (Corrientes)

El equipo sensación de la temporada pasada mejoró su plantel: Santiago Ferreyra le dará una nueva dimensión a la buena dupla de bases (Machuca/García). Además, Matías Solanas volverá a tener un rol protagónico como anotador del equipo y Emiliano Basabe como todoterreno. En el puesto de 4, llegó el rendidor Fabián Ramírez Barrios para reemplazar a Acevedo. La llegada de Leonardo Mainoldi es clave, pues su rol de definidor, en un equipo que sabe generar buenos lanzamientos a partir de su juego colectivo, le puede dar mucho. Javier Saiz volverá a ser referencia en la pintura. El equipo será más largo si los u23 (Andreatta/Vallejos) y el juvenil Méndez se ganan minutos en pista.   

CONFERENCIA SUR

La Conferencia Sur expone a dos claros candidatos a pelear el título: Gonzalo García y Martín Villagrán, quienes se enfrenaron en semis de la pasada temporada, presentan a dos equipos que, a priori, están un escalón por encima del resto. Los ocho elencos restantes, pese a tener presupuestos más bajos, lograron cerrar roster equilibrados con jugadores que se condicen con el estilo de cada entrenador. San Lorenzo, quíntuple campeón, jugará una Liga con objetivos diferentes.

Argentino (Junín)

Juan Varas como coach, Agustín Pujol como asistente. Nueva era, misma filosofía. ¿Por qué el Turco habría de cambiar su esencia si siempre ha logrado cumplir sus objetivos, incluso, alguna vez, por encima de sus expectativas? Con el sentido de pertenencia como bandera, Argentino ha demostrado que aun con bajo presupuesto se puede competir. Juan Cangelosi como líder, perímetro joven y picante, Thomas Cooper como generador y Jamaal Mc Kay como referente en la pintura. 

Boca (Buenos Aires)

Es, quizás, el principal candidato del Sur. Gonzalo García hizo un gran trabajo en la 2020/21, y si bien el equipo perdió piezas, las reemplazó de gran manera con las incorporaciones de Leandro Vildoza, Kevin Hernández, David Nesbit y Eloy Vargas que se suman a Manuel Buendía, Leonel Schattmann, Adrián Boccia y Federico Aguerre. El Xeneize es un equipo súper equilibrado.

Ferro (Buenos Aires)

Federico Fernández ha cambiado apenas algunas fichas. Llegaron Rodrigo Gallegos, Juan Laterza, Jonatan Torressi y Marco Luchi. El estilo de juego de esos refuerzos condice como el ADN que buscó el entrenador en la pasada temporada: intensidad y campo abierto para generar sus tiros. Sostuvo a Tomás Spano, Valentín Béttiga, Pablo Osores. Plantilla humilde pero como un método de juego que lo hará ser competitivo.

Hispano Americano (Río Gallegos)

Matías Huarte es otro de los jóvenes entrenadores que se ha ganado su lugar en la elite de la Liga. Hispano necesitará que la dupla interior extranjera (Brown y Allen) esté en su mejor nivel para potenciar a un equipo con juventud. Lucas Reyes y Víctor Fernández serán los bases (ambos u23), Guido Mariani como referente para anotar, Martín Gómez y Ramiro Ledesma para alargar el perímetro, Junior Peralta y Juan Ducasse como relevos en la pintura, y Marcos Saglietti como líder. 

Gimnasia y Esgrima (Comodoro Rivadavia)

Martín Villagrán incorporó a tres jugadores jóvenes pero con notorio crecimiento en los últimos años: Facundo Vázquez (sigue siendo u23) demostró su capacidad como líder en Platense, Ayán Núñez Carvalho tiene todo para demostrar que la A es su hábitat natural y Agustín Barreiro le dará frescura a campo abierto. Gimnasia sostuvo a su base (Orresta), a la dupla Mencía/Vega para ocupar dos posiciones (3/4), a Franco Ferraría y Diego Romero para el juego interior, y sumó a Roberto Acuña como 5 titular. Le faltan tiradores, sí. Pero es un gran equipo.

Obras (Buenos Aires)

El Tachero perdió a tres fichas clave: Franco Barbotti, Fernando y Alejandro Zurbriggen. Pero sostuvo al resto del plantel que mostró un ADN claro y eficaz durante gran parte de la pasada Temporada. El interno Keith Stone y el escolta Michael Penacchio son sus flamantes incorporacines. La influencia de Stone en la pintura y la capacidad anotadora de Penacchio serán determinantes para potenciar a un equipo que, vía Murphy, juega de memoria.  

Peñarol (Mar del Plata)

Leandro Ramella tendrá un equipo renovado. Bruno Sansimoni ha madurado tras sus pasos en Boca e Hispano, Carlos Buemo demostró ser un buen 2 para la categoría, Federico Marín aportará su oficio y Philliph Locket su defensa y capacidad rebotera. Los refuerzos se suman al trío Valinotti/Monacchi/Gorosterrazú. Además, el Milrayitas se potenció con Al Thorthon, un interno potente, anotador y experto. 

Platense (Buenos Aires)

Alejandro Vázquez perdió a quien se adueñó del equipo en la pasada temporada (su hijo Facundo), pero en pos de sostener su identidad logró renovarle a Andrés Lugli, Matías Bernardini, Lucas Goldemberg y Julián Aprea. Lautaro Fraga (uno de los mejores guardias de la Liga Argentina) y Federico Pais llegan al Calamar para sumar generación, intensidad y anotación. Alejandro Alloatti, quien estuvo en buen nivel jugando para Libertad, se suma a Julián Aprea en el juego interior.

San Lorenzo (Buenos Aires)

Habrá que acostumbrarse a ver una nueva versión del quíntuple campeón de la Liga Nacional. Su presupuesto bajó considerablemente y presentará una plantilla más humilde, pero igualmente competitiva. Cambió a Silvio Santander por Álvaro Castiñeira, y sólo retuvo a tres jugadores: José Deffelippo, Facundo Rutemberg y Leandro Cerminatto. Buscó en Lucas Pérez a un base con experiencia y, además, completó su perímetro con dos jóvenes muy interesantes (Facello y Pérez Tapia( y un alero rendidor (Corzo). El regreso de Matías Sandes está arraigado a la capacidad del ala pivot para liderar tanto dentro como fuera del campo de juego.

Unión (Santa Fe)

Sólo dos jugadores tendrán conocimiento de lo que implica jugar en la elite del básquet argentino: Christian Schoppler y Gonzalo Torres. El resto, se ha ganado su lugar luego de la inolvidable temporada en la Liga Argentina. Andrés Jaime fue el MVP y pedía a gritos jugar la A. Jordi Godoy, Julián Salaberry, Maximiliano Martín y Matías Borsartti demostraron madurez y compromiso, cumpliendo cada uno con su rol y aportando en varias facetas del juego. Juan Francisco Ponce tendrá la responsabilidad de dirigir a un equipo que vuelve a la Liga luego de más de tres décadas.

TELEVISADOS:

Los televisados confirmados son los siguientes:

23 de septiembre

21:00 | San Lorenzo – Boca | Roberto Pando | TyC Sports 

25 de septiembre

11:00 | San Martín – Quimsa | Ángel Sandrín | TyC Sports 

21:00 | Peñarol – Boca | Luis Conde | DirecTv

30 de septiembre

19:00 | Quimsa – Oberá | Angel Sandrín | DirecTV

21:00 | Gimnasia – Obras | El Templo del Rock | TyC Sports 

Por Carlos Altamirano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *