“Es un grupo tremendo” Agustín Pujol

El entrenador de Sportivo Las Parejas, compartió sus sensaciones del ascenso al TNA y ponderó la calidad humana de su plantel como uno de los grandes argumentos del logro.

Es un acontecimiento histórico para la institución, que accedió por primera vez a la segunda categoría del básquet argentino. El técnico de Sportivo Las Parejas disfrutó a pleno las emociones de semejante gesta y en medio de los festejos en el parquet se detuvo unos minutos para expresar sus concepciones del ascenso.

Agustín Pujol inició la charla con el sitio oficial del Torneo Federal con su análisis de los fundamentos que gravitaron para concretar este logro. “Lo conseguimos por la forma de trabajar que aceptaron los jugadores y el sacrificio. Tenemos dos jugadores que trabajan ocho horas por día, otro que es entrenador, dos que estudian, no somos un plantel cien por cien profesional, pero los chicos asumieron el reto en la pretemporada y hoy se ven los frutos. Es increíble”, sostuvo el coach con total lucidez par valorar el compromiso de su plantel.

El elenco santafesino mantuvo la base de la plantilla que la temporada anterior finalizó en Reclasificación,por eso Pujol explicó la clave para optimizar rotundamente la productividad. “La idea era mejorar el trabajo, conservamos a la mayoría del plantel. Queríamos unir el grupo, ahí está la clave por es un grupo divino que trabaja todos los días a full”, detalló el padre de la criatura.

Una de las principales virtudes del equipo se encuentra en la preponderancia del bienestar colectivo, para el cual las individuales se despojan de los egos. En esa sintonía, el coach afirmó: “Contamos con tres jugadores muy silenciosos, como Negri que es el capitán y no vende humo, sino que se concentra en el juego; Gambone y Ortega son basquetbolistas con experiencia y aceptan venir desde el banco. Ellos manejan al grupo y guían con el ejemplo”.

Belgrano finalizó el tercer cuarto con una remontada furiosa y achicó la brecha a seis, lo que abrió una nueva dinámica en el partido. El entrenador exteriorizó sus sensaciones sobre ese tramo del cotejo: “No dudé porque sabíamos que estábamos mejor, ellos nos propusieron un juego físico e intercambiamos fuerzas, lo que no nos convenía porque debíamos intercambiar básquet. La incógnita era si podíamos ser fuertes mentalmente para que no nos lleven puesto y entramos muy concentrados al último cuarto”.

En cuanto al plano personal, Pujol no ocultó su emotividad al describir: “Es una locura enorme, empecé a dirigir en el Federal a los 27 y hoy a los 29 conseguir un ascenso. Se lo debo a los jugadores, porque varios con mucha experiencia me respetaron, y a todo el cuerpo técnico, sabiendo que trabajamos para ellos. No puedo creer que ascendimos al TNA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.