Estudiantes continúa firme en el Maxi

El Bata sigue firme en Olavarría, defendió su localía y venció 84-69 a Gimnasia de La Plata. Y lo hizo sin Brocal (gastroenteritis) y sin Pato Rodríguez (esguince leve). Partidazo de Sandrini, con 21 puntos, 5 rebotes y 10 asistencias.

Estudiantes 84 – Gimnasia 69

Por una nueva fecha de la Liga Argentina, el Club Estudiantes superó 84 a 69 a Gimnasia y Esgrima La Plata, este domingo en el Maxi Gimnasio. El Bata, que no contó con dos piezas fundamentales, tuvo que esperar hasta el último cuarto para torcerle el brazo al Lobo. El MVP de la noche fue Jeremías Sandrini.

Con la bajas de Agustín Brocal, por gastroenteritis, y de Patricio Rodríguez, con un leve esguince en su tobillo izquierdo, Estudiantes salió a defender la localia ante un Gimnasia, que vino decidido a cortar la racha negativa. El Lobo lo puso en aprietos al Bataraz, pero le faltó fuerzas para dar el zarpazo final.

En el inicio del juego, Estudiantes aprovechó el buen pasaje de Ignacio Galardo, dominando en la pintura, y en las penetraciones de Jeremías Sandrini, para encontrar puntos cerca del aro. Mientras que el visitante sumaba desde el perímetro con Joaquín Ríos (2), Yago Sánchez y Joaquín Acuña.

Al segundo parcial lo arrancó mejor Estudiantes, con un parcial de 6-2 pudo sacar cinco de diferencia (25-20), pero entre Ríos y Alderete se encargaron de dar vuelta la historia. Un triple del perimetral y nueve puntos consecutivos de Pablo le permitieron a Gimnasia pasar a dominar el marcador y ese pasaje del juego. A falta de 2’, el Lobo ganaba 33-39, pero con un parcial de 6-0 (cuatro de Sandrini) el Bata emparejó las acciones antes del descanso largo.

Al regreso poco cambió, Gimnasia siguió haciendo daño con Ríos y Alderete y a Estudiantes le costaba encontrar la fluidez que lo caracteriza. Con cinco puntos consecutivos de Sandrini, el Bata pudo volver a estar al frente (52-50) a 4’ del cierre del tercer capítulo.

Los abanderados del gol visitante pusieron arriba a su equipo (54-57) en el minuto final, pero un oportuno triple de Mariano Marina puso en tablas nuevamente el partido.

Después de un par de minutos donde intercambiaron puntos se dio el quiebre del partido: parcial de 10-0 (71-61) para el Bataraz, que incluyó cinco puntos consecutivos de Tomás Ligorria, dos de De’Marco Owens quien hasta ese momento estaba peleado con la canasta y un triple del MVP de la noche. Con el marcador a su favor y una buena defensa en zona, que apagó el goleó de Ríos y Alderete, Estudiantes terminó de cerrar una nueva victoria en casa.

Informe: Prensa Estudiantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *