Finalizaron las remodelaciones en Berazategui

El club aprovechó el receso para encarar una serie de refacciones que tienden a mejorar la experiencia y la seguridad tanto de los socios como de los jugadores.

En todos estos meses nos hemos acostumbrado a leer, escuchar e informarnos por los diversos medios acerca de los efectos secundarios ocasionados por la cuarentena, sin embargo este aislamiento obligatorio y la suspensión de las actividades permitieron establecer mejoras sobre las instalaciones del club, en especial en aquellos espacios relacionados con la cancha principal de básquet. Estas acciones responden a la necesidad de acompañar el crecimiento deportivo de la institución.

Las refacciones no solo consistieron en rediseñar el estadio con los colores emblemáticos del club sino que al mismo tiempo se realizaron determinados trabajos integrales para reforzar tanto la seguridad como la higiene. Se anularon y quitaron los viejos conductos eléctricos, se repararon las filtraciones de agua por desagüe, se cambiaron la totalidad de los vidrios y se modernizaron los sistemas de apertura y de cierre de esas ventanas. Asimismo, estas obras de infraestructura incluyeron la restauración de los bancos de la tribuna y la construcción de dos tableros, de modo tal que la cancha alternativa ahora dispone de hasta cuatro aros para ser utilizados por las categorías formativas o para los entrenamientos personalizados.

Esta iniciativa surgió entre varios de los integrantes del plantel masculino de básquet al darse cuenta que había sectores próximos al campo de juego bastante desmejorados y que por lo tanto requerían de un “poco más de amor y de pintura”. También es importante resaltar la predisposición y el acompañamiento brindado por el conjunto de la comisión directiva del club.

El que habló y dio sus impresiones con respecto a esta situación fue Germán Sánchez, referente de la primera de Berazategui y miembro de la comisión: “Cuando vimos que esto venía para rato entendimos que había que pensar en este parate como una ventaja y no como algo negativo. Empezamos con un objetivo corto y simple hasta llegar a planificar una remodelación completa. Todos queremos volver a picar la naranja y tirar al aro, por eso nos propusimos dejar todo listo para arrancar un 2021 de la mejor manera”. Nos referimos a Germán, una de las personas que más se involucró en todo el proceso de renovación.

Un gran porcentaje de los fondos recaudados correspondieron a los aportes individuales que hicieron los propios jugadores, hasta que precisaron de la colaboración externa por medio de rifas y de la donación de materiales para terminar de solventar esos gastos primarios: “No solo logramos vender todos los números de la rifa sino que también es cierto que quedo mucha gente afuera. Todo el dinero fue utilizado para la compra de insumos. Eso demuestra la hermosa familia que somos”, agregó. Aún en este contexto de tanta incertidumbre económica fueron los comerciantes de la ciudad quienes se hicieron cargo de la entrega y donación de los premios: “Esto no hubiese sido posible sin la ayuda que recibimos”.

Para concluir, Germán Sánchez aludió a los sentimientos encontrados una vez finalizadas las remodelaciones en el estadio: “Con este enorme trabajo que hicimos le estamos devolviendo una mínima parte de todo lo que nos dio el club. Sinceramente creo que quedó muy bien y que superamos todas las expectativas que teníamos desde el minuto cero que arrancamos. Quizás en el día a día nosotros no llegamos a percibir la evolución pero nos dimos cuenta con las caras de las personas que se acercaban y quedaban realmente sorprendidas de los avances”.

Informe: Prensa CDB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *