Florencia Chagas, la argentina que brilló en un campus de la NBA

Tiene 16 años y juega para Berazategui. Acaba de volver de Bahamas, donde sobresalió en un encuentro entre la elite femenina de la Liga de EE.UU. y la FIBA.

Lleva el básquet en la sangre. Con sólo 16 años, Florencia Chagas (hija de Oscar, destacado basquetbolista de Los Indios de Moreno) deslumbra a propios y extraños, y trasciende fronteras. Es que la chica que vive en Moreno y es base de Berazategui fue una de las convocadas al primer campus femenino “Sin Fronteras”, desarrollado en Bahamas. Una primera cita que englobó de manera conjunta a la élite del básquet mundial con la NBA y la FIBA (Federation International Basketball Asociation) como estandartes y a la empresa Nike, como anfitrión.

“La verdad que ni yo me esperaba este rendimiento y estas convocatorias. El año pasado fue demasiado bueno y luego las cosas empezaron a salir cada vez mejor. Todo fue tan rápido como impensado. Durante la temporada no pude jugar mucho para Berazategui por las convocatorias juveniles de la Selección. Todas estas citaciones a nivel internacional me dieron gran experiencia. Me sirvió para aprender muchísimo”, dice Florencia en charla con Clarín.

Florencia Chagas, la argentina que brilló en un campus de la NBA

El premio MVP para Flor a la jugadora más importante del campus.

La chica no sólo fue citada por el mejor básquet del mundo sino que, además, ganó el premio MVP (la jugadora más importante del campus). Eso llevó a que la empresa Nike le ofreciera ser la imagen (junto a Nicolás Brussino, hoy en la NBA, contratado por Atlanta Hawks), de la empresa de la pipa en Argentina. “No puedo creer que me esté pasando todo esto. Tampoco caigo demasiado con todo lo que ocurre a mi alrededor. De chica soñé jugar en la Selección y eso ocurrió cuando tenía 13 años. Luego todo se dio demasiado rápido”, confiesa en tono bajo.

La maratónica carrera de Chagas comenzó jugando para Los Indios de Moreno, pasó por Vélez y desde hace dos temporadas defiende los colores naranjas de Berazategui. Durante el año pasado recibió el premio Jorge Newbery como mejor jugadora de la Asociación Femenina Metropolitana y fue campeona con Argentina en el Sudamericano U15 que se disputó en Ecuador. Ya este año, ganó la medalla de bronce en el Pre Mundial U16 femenino y se consagró sudamericana U17 con la Selección en Sucre. El logro la llevó a participar del campus internacional y de ser preseleccionada a la Selección mayor de básquet.

“Las citaciones te dejan una gran experiencia. Todo sucedió tan rápido como de forma impensada”.

“Resigno muchas cosas de mi edad porque tengo el objetivo claro y quiero llegar – admite –. Ahora estuve preseleccionada para la Selección mayor. Lo tomo como un punto de partida porque quiero mejorar en lo que hago. Creo que el sueño de cualquier jugadora es competir en la WNBA (la asociación estadounidense de basquetbol femenino). Pero quiero ir paso a paso. Por lo pronto, el llamado a la Selección y competir con las mejores jugadoras de Primera es todo un logro”, remarca.

Florencia admite que tiene un grupo reducido de amigas, pero que “son de fierro” y que tuvo que cambiar de colegio por sus largos períodos fuera del país: “Tuve que cambiarme (de una privada a una pública, en Moreno) porque en realidad casi no paro. Estoy en 5to año y es raro porque me mandan los trabajos y lo que debo estudiar y voy rindiendo las materias. La verdad que me tienen mucha paciencia por la situación que vivo. Obvio que casi no me ven en clases. Pero por ahora la voy zafando bien (sonríe con timidez)”.

Florencia destaca que su padre la acompaña a todos lados y es una de las piedras fundamentales de sus logros deportivos. “Él siempre está y es muy crítico conmigo. Cosa que le agradezco porque me sirve para corregir y ser mejor basquetbolista”, culmina con gran orgullo la chica que revoluciona el básquet femenino y le da entidad al deporte amateur.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.