Gimnasia doblegó a Platense

El Lobo venció a Platense de local por 87 a 64 y sumó su segunda victoria en fila. La Bella, Efese y Segón aportaron 18 puntos cada uno.

Gimnasia 87 – Platense 64

Gimnasia cosechó su segundo triunfo en fila ante un duro equipo como es Platense. En un Polideportivo Víctor Nethol colmado de Triperos los de César Adriani se quedaron con la victoria 87-64 en lo que fue la vigésimo primera fecha de la Conferencia Sur del Torneo Nacional de Ascenso. La Bella con 18 puntos y 11 asistencias, Segón con 18 y Efese con 18 y 12 rebotes se destacaron en el conjunto Albiazul.

El primer cuarto fue todo azul y blanco. No tanto por el marcador final sino por lo que pasó a lo largo de todo ese parcial. Con una defensa apremiante, el Lobo consiguió una rápida ventaja de 8-0 comandado por un lúcido La Bella y el juego ofensivo de Efese. Y si la diferencia no fue mayor, fue porque en el final del cuarto Platense encontró algo de gol que no había tenido en la larga sequía de casi cinco minutos sin convertir.  La salida de La Bella (dos faltas) la sintió de arranque el Lobo y la visita aprovechó para ponerse en juego para cerrar en 22-14 para el dueño de casa que marcó la supremacía del mismo.

Lejos de aplacarse, Gimnasia siguió machacando con una defensa apremiante y empezó a encontrar goleo en distintos jugadores. Efese aportó su intensidad, apareció el tiro externo de Segón y Rusconi trajo sus puntos desde el banco. Platense intentó siempre con algo distinto pero dependió en demasía de lo que hiciera Mansilla en el poste bajo o en los lanzamientos largos de Pais o Romani. Pero lo mejor llegaría en la parte final del cuarto, con un Gimnasia al que le aparecieron los triples de Lancieri y Capponi para cerrar un parcial de 48 a 32 que dejó en claro que hubo un dominador absoluto del juego y ése fue el Lobo.

El arranque del tercer cuarto mostró la misma tonalidad de partido. Gimnasia se mostró prolijo, eligiendo las mejores vías de ataque y defendiendo con intensidad, mientras que Platense fue un torbellino de jugadas sin coordinación y una defensa que nunca pudo detener a Efese y a La Bella. Cuando marcó hombre, nunca llegó la ayuda. Y cuando fue a la zona, los lanzamientos perimetrales la lastimaron hasta dejarla sin sentido. Fue un parcial teñido de negro porque Efese hizo de todo: puntos, rebotes, tapas y hasta alguna asistencia que le valió su primera gran ovación como jugador tripero. La distancia, que nunca bajó de 15, quedó en 18 al último descanso con el 70-52 que marcó el inicio del parcial definitivo.

El último cuarto apenas duró un minuto. Ese fue el lapso que necesitó Gimnasia para pasar la barrera de los 20 y hacer parecer estéril cualquier intento de Platense. Y desde allí fue un festival en azul y blanco. El Lobo hizo lo que quiso y cuando quiso. Fue 87 a 64 y pudo haber sido una victoria mucho más abultada. Se floreó ante un rival armado para pelear arriba y le mandó un mensaje a todo el TNA: cuidado con Gimnasia a la hora de los Play Off porque será un rival de enorme cuidado para cualquiera.

Informe: Prensa Gimnasia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.