Hispano es el rey de TNA y ya es de Liga Nacional

En el quinto partido de la serie final, los celestes le ganaron a Barrio Parque por 77 a 67 en un colmado Tito WIlson, logrando el campeonato y el ascenso a la Liga Nacional.

Finalmente el celeste de la calle Alberdi dio el batacazo en el quinto y definitivo partido se quedó con toda la gloria en condición de local y ante un colmado “Tito Wilson” logró el ansiado ascenso al básquet de élite en Argentina.

 

El llanto durará por siempre, las lágrimas de una mirada llena de emoción es como aquellos padres desde la humildad absoluta, quienes a penas finalizaron la primaria y empujaron con todo su pecho el viento del tiempo, para construir, forjar, construir, alimentar de bondad y de valores a ese hijo, para que su futuro sea inmenso, y ese hijo hoy le devuelve a esos padres el diploma de una carrera, porque creció, porque cosechó todo lo sembrado por esas personas gigantes para construir este presente inmenso, eterno. Eso hizo el Hispano de Santa Cruz esta noche eternizada en la nostalgia, en el alma, en la vida… Ese llanto es el que perdurará por siempre cada vez que se recuerde este acontecimiento de llegar a la máxima categoría del básquet argentino.

De que valen las estadísticas este día, si todos fueron uno, cada detalle individual fue la fuerza colectiva para este suceso inédito, único, para esta útopía lejana, que hoy es una hermosa realidad.

Hispano llegó a la máxima categoría por méritos propios, disfruta de la Liga Nacional luego de un camino prolijo, con esfuerzo, un sueño hecho realidad, desde una dirigencia que acompaña sin empeñarse, con una sub comisión de básquet, desinteresada de cualquier rédito económico, únicamente con la pasión y el amor por este club que grita desde el último extremo austral del país. Hispano el equipo más austral del mundo, desde la Patagonia, desde lo sencillo, un cuerpo técnico eternizado con Bernardo Murphy, gran entrenador, mejor persona; José Luis García, asistente disfrutó todo el camino hasta esta mágica realidad primero como entrenador, después como asistente, hombre de la casa; Gastón Morales, la bandera, emblema, hijo pródigo, llegó a su ciudad después de crecer con la pelota desde muy pequeño en este Tito Wilson que hoy lo vio en su gloria máxima, con la pelota en sus manos como aquel primer día. La camiseta número 9 estará sellada en su cuerpo hasta que el quiera decir basta, y después volará, ascenderá en lo más alto de su gimnasio, de su Hispano, de su Tito Wilson que lloró con su gloria…

Abrazos y besos al cielo, por todos aquellos que hicieron de esto una Institución de jerarquía, familia, querible, inmensa, única… Besos al cielo por todos aquellos que seguramente estarán festejando y estarán orgullosos por la gran huella que dejaron y por la que caminan estas personas que están viviendo el sueño despiertos…

Santa Cruz festeja desde lo más lejano, Río Gallegos vive sus horas eternas de festejos interminables, Hispano Americano alcanzó su gloria máxima deportiva en básquet, porque tuvo un excelente equipo, porque tiene grandes dirigentes y porque tiene una hinchada hermosa…

Todos fueron parte Terry Martin extranjero goleador, Pablo Fernández conductor, Bruno Oprandi estratega, Sebastían Mignani, talento; Fernando Gutman experiencia en la llave; Gonzalo Torres de revelación a presente en las alturas; Carlos Chiqui Paredes, efectividad; Andrés Capilla, talentosa juventud; Diego Koch, el juvenil en ascenso; los juveniles que tienen la misma importancia porque tuvieron su protagonismo y su voluntad de acompañar y sumar minutos en esta histórica campaña: Ezequiel Barrios Nuñez, Ignacio Barrios Nuñez, Matías Velazquez; como no recordar a esos juveniles que estuvieron en la fase regular como Martín Iglesias y Facundo Zalazar. Su nombre eternizados en el mármol.

Por todo, por estas lágrimas desde el frío santacruceño, la disfonía de una multitud, que merece seguir celebrando algo que ya está escrito y que perdurará por siempre: Hispano Americano de Río Gallegos, Hispano de Santa Cruz es parte de la Liga Nacional indiscutible y merecido. Salud!!.

Fuente Diario Nuevo Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *