Independiente se quedó con el Super 4

El rojo neuquino hizo su presentación en La Caldera de la mejor manera: triunfos sobre Unión Alem Progresista y Pacífico, para adjudicarse el cuadrangular amistoso de cara al inicio de la temporada.

 

La espera por fin se acabó y el Rojo se presentó como local ante su gente, con toda la expectativa que había generado el armado de este plantel. Si bien lo que se disputó fue un torneo de preparación, la competencia siempre estuvo presente. La incertidumbre por ver al equipo de Remolina en cancha carcomía  a los hinchas de Independiente, que finalmente se llevaron la mejor de las impresiones de cara al inicio de la temporada.

El primer rival fue Unión Alem Progresista de Allen. El cotejo comenzó parejo y con un goleo alto (el primer cuarto finalizo 25 iguales). No obstante, el Rojo logró imponer su ritmo de juego, y con un alto nivel de intensidad y una larga rotación, desgastó a su rival y fue aumentando la ventaja a lo largo del encuentro: 51-38 al entretiempo, 78-55 de cara a los últimos diez minutos, y finalmente se llevó la victoria por 94-73. Juan Levrino, quien volvió tras nueve meses sin jugar por una lesión en la rodilla, fue el goleador de los albirrojos con 20 puntos, seguido por Lucas Villanueva con 19.

Dos días después, Independiente se enfrentó ante Pacífico, en el clásico de la capital neuquina. Un gran clima se vivió en La Caldera, que mostró un importante marco de público para el encuentro. A diferencia del partido anterior, este comenzó con un goleo bajo y con el Rojo por debajo en el marcador (perdió el primer cuarto 14-16). Sin embargo, los dirigidos por Remolina utilizaron la misma fórmula que les había rendido antes: mantuvieron un altísimo nivel de intensidad defendiendo al límite, que sumado a la larga rotación del plantel, fue asfixiando poco al poco al rival. Independiente se fue arriba 33-22 al entretiempo, y tras la vuelta de los vestuarios no le dio chance de reacción a Pacífico: terminó el tercer período 50-33 arriba y se llevó el clásico por una diferencia de 31 puntos (81-50). En esta ocasión hubo cinco jugadores con doble dígito en tantos, entre los que se destacaron Ezequiel Dentis con 16 y 9 rebotes, secundado por Pablo Almendra con 15 unidades.

Marcelo Remolina, entrenador del Rojo, realizó un análisis tras el Super 4, en el  que se mostró satisfecho con el rendimiento del plantel: “Estuvimos muy bien, jugamos con una rotación alta y está respondiendo. Fue un torneo que nos sirvió para poner en práctica lo que veníamos entrenando, más que nada la defensa. Privilegiamos la intensidad, tomando bien arriba al equipo rival”. Cada vez queda menos para el inicio de la temporada del Torneo Federal e Independiente dejó buenas sensaciones en los hinchas albirrojos. “Demostramos que jugando ante equipos de la misma categoría vamos a ser un plantel competitivo”, avisó el coach.

Uno de los jugadores que se mostró muy contento tras el Super 4 fue Juan Levrino, una alegría con mayor significado teniendo en cuenta que volvió a las canchas tras un largo parate por lesión. El escolta fue el máximo anotador del equipo contando ambos partidos (20 y 14), un dato no menor. “Lo que pedía el cuerpo técnico y lo que vinimos entrenando se cumplió. Nos sirvió para ver donde estamos parados y hacia dónde vamos”, comentó el perimetral neuquino. Al igual que el entrenador, Juan comentó que fue clave lograr imponer el ritmo de juego y mantener una alta intensidad los 40 minutos en ambos encuentros, y finalizó: “Estamos muy satisfechos con lo realizado en los dos partidos, vamos por buen camino”.

 

Foto: Prensa Independiente de Neuquén.

Fuente: Prensa Independiente de Neuquén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.