La Caldera le sienta bien a Independiente

El Rojo neuquino se quedó con un gran triunfo ante Unión Alem Progresista por 103-77, por la tercera fecha del Torneo Federal.

Pablo Almendra fue el goleador del encuentro con 23 puntos, mientras que Ezequiel Dentis se destacó con 13 unidades y 18 rebotes. Por el lado de la visita, no alcanzaron los 17 tantos y 8 recobres de Facundo Sanz. 

El elenco dirigido por Marcelo Remolina comenzó dominando con un rápido parcial de 6-0. La defensa aguerrida a pura intensidad y el ataque rápido parecían funcionar, aunque la visita se despertó a bombazo limpio. Levrino estaba intratable para el local (ocho puntos en el cuarto), que comenzaba a despegarse de la mano del escolta y de quien fuera el hombre del entretiempo: Ezequiel Dentis (finalizó la primera mitad con 11 puntos y 12 rebotes). El equipo rionegrino buscaba intensificar su marca, algo que por momentos complicó a Independiente, y con Barria y Jaimes enfocados en la ofensiva. La larga rotación del plantel neuquino permitió el ingreso de Almendra, que anotó seis tantos en el período, lastimando al rival. El perimetral fue clave sobre el cierre de los primeros diez minutos, para que el anfitrión termine 29-15 arriba en el tanteador. 

Con Almendra como principal carta de gol en la ofensiva, Independiente saltó a la cancha dispuesto a seguir estirando la ventaja, algo que la visita no permitió. Mársico comenzó a ser determinante en el elenco visitante, con su lectura de juego y reparto a sus compañeros, quienes despertaron y se metieron en partido. Con defensas intensas y ataques rápidos, Unión intentó descontar, aunque el Rojo siempre se mantuvo concentrado y no dejo que eso sucediera. Dentis seguía siendo fundamental en ambas pinturas, ya sea tomando rebotes o corrigiendo tiros rivales. Abramor y Sanz empezaron a buscar la pelota cerca del canasto, algo que molestó por momentos al local, aunque el Rojo estuvo certero en ofensiva con la dupla Etchepare-Dentis. Independiente se fue al descanso largo arriba en el marcador 54-38, un goleo altísimo. 

La visita no estaba dispuesta a entregar el juego, y volvió muy metido desde los vestuarios: clavó un rápido 8-2 para ponerse a 10 de distancia. Un tiempo muerto de Remolina avivó a los locales, que rápidamente hicieron un 5-0 para volver al dominio del encuentro, con Etchepare y Levrino como armas ofensivas. El cotejo continuó atractivo, con Mársico y Sanz haciéndose cargo de Unión, mientras que Etchepare (11 puntos en el cuarto) daba un concierto por el lado del local. El Rojo hizo valer su rotación, algo que le brindó mantener aún más tiempo esa alta intensidad propuesta por Remolina, lo fue desgastando poco a poco al rival. Un correcto ingreso de Boudet y Troncoso, sumado al siempre rendidor Villanueva, hicieron que Independiente se vaya al último cuarto con 20 de ventaja (81-61).

Los rionegrinos fueron a buscar el partido en los primeros minutos del último cuarto, con Mársico y Sanz como abanderados. Sin embargo, el Rojo demostró experiencia para enfrentar esta situación, y con un gran juego colectivo logró conservar y de a poco estirar esa tan amplia diferencia en su favor. Con Almendra y Villanueva como principales goleadores en el momento, Independiente amilanó por completo a su rival, que nunca encontró la vuelta al partido. Remolina aprovechó para rotar el plantel y darle minutos a todos sus dirigidos (ingresaron los 12 jugadores). El anfitrión de casa le regaló una abultada victoria a su gente (103-77) para quedar con récord 2-1 y mantener el invicto como local. 

Síntesis:

Independiente (103): Etchepare 15, Levrino 11, Veronesi 1, Villanueva 16, Dentis 13 (FI); Troncoso 6, Boudet 14, Almendra 23, Platé 0, Riccobon 0, Sinigoj 0, Alippi 4. Entrenador: Marcelo Remolina. 

Unión Alem Progresista (77): Barria 15, Escalante 0, Jaimes 16, Abramor 17, Sanz 17 (FI); Mársico 9, Colombo 3, Bustamante 0, Bornic 0. Entrenador Nicosia. 

En la previa al juego principal, los juveniles de Independiente se quedaron con un gran triunfo en el 3X3 ante CUAP. Fue victoria de los Rojos por 19-11, en un partido duro que se definió a base de triples. 
El goleo del Rojo: Goran Sinigoj 6, Salvador Platé 3, Luca Canestrari 3, Tomás Riccobon 7. 

Foto: Independiente de Neuquén.
Prensa: Independiente de Neuquén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *