La familia de Huracán cerró la temporada con una cena junto al plantel

En la noche del Miércoles, el Club Social Deportivo Huracán de Trelew realizó una cena
en el Gimnasio Atilio Viglione. Fue la despedida de la temporada 2015/16.

Finalmente, en la noche de ayer tuvo lugar el cierre de temporada del TNA para el “Globo” de Trelew. El evento se realizó en el Gimnasio Atilio Viglione y consistió en una cena para unas 70 personas aproximadamente, en la que participó el plantel y cuerpo técnico del Globo, la dirigencia, periodistas que siguieron la campaña, socios e hinchas en general.

Luego de la cena fue el momento de las palabras alusivas al evento, a cargo de Nelson Williams, Vicepresidente de la institución quién expresó “Esta larga mesa que hoy nos
reúne es un claro ejemplo de lo que representa para nosotros este club y lo que hemos buscado con la participación del equipo en esta competencia. Que la gente se identifique con nuestros jugadores y cuerpo técnico y que más allá de la posibilidad de competir, Huracán continúe creciendo día a día.

Mas adelante Williams agregó “Nos quedaron las ganas de continuar avanzando en los playoffs, pero estamos seguros que si seguimos por este camino, vamos a tener la posibilidad en no mucho tiempo más, de cumplir el sueño de ascender a la liga nacional.

Agradecemos a nuestros jugadores y cuerpo técnico por la enorme predisposición, el profesionalismo y la entrega, sin dudas ha sido una temporada inolvidable para nosotros”.

Luego fue el momento de las palabras de Olga Silveira, la esposa de Raúl “Negro” Silveira, el máximo ídolo del básquet de la institución. Olga agradeció al equipo y cuerpo técnico
por la gran temporada que nos hicieron vivir, y saludó a todos los hinchas del Globo por el gran acompañamiento brindado al club a lo largo de estos meses.

Finalmente, hubo momento para la risa y el recuerdo. Los jugadores recrearon la inolvidable jugada final del cuarto juego Vs Platense. Martín Melo tiró el libre, Byron Johnson cargó al rebote y Sebastián Puñet, el héroe de aquella noche, realizó “la panadera”, como la bautizó él mismo, a la jugada, para la algarabía de todos los hinchas del Globito Valletano.

A partir de la mañana de hoy los jugadores regresan lentamente a sus hogares, pero pese a ello la sensación de anoche, cuando se apagaron las luces del Viglione no era de epílogo. En el cierre y mientras se retiraban las familias del Gimnasio, se escuchó la voz de un hincha decir “Hoy no terminó nada, es sólo el comienzo de algo grande para el Globo”, y algo de razón tenía.

Fuente Prensa Huracán de Trelew

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.