La mala suerte se ensaña con Quilmes

Francisco González se rompió los ligamentos cruzados. Segunda lesión grave con diez días de diferencia. El club “tricolor” ahora tiene tres fichas menos. La prioridad es contratar al pivote extranjero para reemplazar a Khalil Fuller.

Sobre llovido, mojado. Quilmes, que buscaba dos jugadores para sustituir al despedido Khalil Fuller y al lesionado Nicolás Bravo, ahora tiene otro hueco para tapar en su plantel de Liga Argentina de Básquetbol.

Francisco González sufrió una caída en la práctica del último viernes y entre domingo y lunes se confirmó una pésima noticia. El alero que llegó de Centro Español de Plottier sufrió rotura de ligamentos cruzados en una de sus rodillas y será baja por lo que resta de la temporada.

Apenas diez días antes, en el juego ante Deportivo Viedma de la “ventana” disputada en Mar del Plata, el mencionado Bravo había sufrido una lesión similar.

Los dirigentes y el entrenador Manuel Gelpi trabajan contra reloj para recomponer el plantel que debe volver a jugar oficialmente a partir del 6 de abril en una “ventana” que se efectuará en Olavarría.

Hoy la prioridad es el reemplazo del pivote Khalil Fuller por varios motivos. En primer lugar porque el equipo sufrió todas las bajas en la zona interna. “Alejandro Reinick era sólo el pivote suplente y estaba para quince minutos por partido. Con este panorama es el titular y el suplente. Y Jeffrey Merchant ahora tampoco tiene reemplazo. Nos urge conseguir un pivote”, razonó uno de los directivos.

La otra razón que apura al club marplatense es la sensación de que, conforme pasen las horas, las restricciones serán cada vez mayores para que los extranjeros ingresen al país. “Cada día que pase será más complicado”, razonó la misma fuente.

En relación a esta búsqueda, Gelpi analiza varios jugadores nuevos, pero sopesa la posibilidad de volver a realizar un intento para sumar a Paul Larsen, el centro que disputó para Quilmes el último tramo de la temporada interrumpida por la pandemia.

En su momento, antes de comenzar este torneo, el club realizó un sondeo por este jugador y había una diferencia económica importante. Ahora está decidido a mejorar la oferta inicial para “arrimar” a las pretensiones del pivote, que había causado una buena impresión mientras estuvo en el equipo.

Por lo demás, además de intentar resolver esta cuestión perentoria, Gelpi estudia variantes para sumar jugadores en las otras dos posiciones. Todos los caminos conducen a menores de 23 años provenientes de equipos que no ingresen a los play-offs de la máxima categoría de la Liga Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *