La renovación de Pelorosso en Quilmes

El perimetral habló de su continuidad en el club marplatense, tras una última temporada que le valió para afianzarse a nivel personal. El clic que hizo en cuanto a desarrollo y madurez, su felicidad por renovar en un club ambicioso de muchísima historia y la alegría de mantenerse entrenando en estos tiempos.

Raúl Pelorosso es uno de los primeros jugadores que confirmó Quilmes de Mar del Plata de cara a la próxima temporada de la Liga Argentina de Básquet. En el amanecer poco a poco de lo que será una nueva campaña del Cervecero dentro de la segunda categoría, el club sigue apostando a su proyecto deportivo y el base/escolta fue de hecho el primer nombre con el que trabajó dentro del mercado de pases para asegurarse su continuidad.

Recordemos que Pelorosso ya había estado en la pasada 2019/20 con Quilmes, dejando un más que convincente saldo a raíz de sus actuaciones. Independientemente de haber tenido un parate en el medio por una lesión (fisura por estrés en el quinto metatarsiano del pie izquierdo), el nivel del oriundo de Cañuelas fue muy importante dentro de la estructura del equipo.

Surgido en las inferiores de Boca Juniors, donde hasta llegó a tener su debut en Liga Nacional, el jugador que hoy está cumpliendo 26 años (nació el 22 de octubre de 1994) venía de tener un importante paso por Atlético Pilar (Torneo Federal 18/19), el proyecto de Quilmes conducido por el entrenador Manuel Gelpi depositó su confianza en su capacidad y no defraudó. Promedió 12,9 puntos y 3,2 asistencias en 32,2 minutos en la pasada temporada con el equipo marplatense, dando un considerable salto de calidad que se combinó para su renovación con el club rumbo al 2021.

Desde su Cañuelas natal, donde atraviesa este periodo de aislamiento en casa y junto a su familia, Pelorosso habló de su renovación con Quilmes para la próxima Liga Argentina pero también sobre su actualidad. Pudo gestionar un espacio para poder entrenarse, con pelota y en una cancha, obviamente con los cuidados protocolares necesarios, y entiende que este tiempo de inactividad le ha servido para trabajar en algunos detalles de su juego. Además, por supuesto, la alegría de seguir vinculado a un club con muchísima historia.

– ¿Cómo estás llevando estos tiempos de pandemia y cómo te la fuiste rebuscando para mantenerte físicamente?
. Por suerte hace ya dos o tres meses pude arrancar a entrenar, algo que es muy importante porque con todo esto venía muy parado. Afortunadamente la Municipalidad de Cañuelas me ayudó muchísimo porque me habilitaron una cancha de básquet en donde puedo ir con el preparador físico de lunes a sábados. Así que hace dos meses aproximadamente estoy entrenando en cancha y también estoy yendo al gimnasio. Eso me pone muy contento porque por suerte estoy entrenando, yo que venía de una lesión pude mejorar muchas cosas que tuve tiempo con todo esto, de mejorar la parte lumbar que lo necesitaba, darle más bolilla a la elongación que también necesitaba… en ese aspecto sí, dentro de todo, sacando cosas positivas encuentro eso. Pero así también te digo la otra parte, que estamos en una incertidumbre donde todo va cambiando día a día, y en ese sentido se hace duro.

– Le pudiste sacar el costado positivo, lo cual no es poco.
. Sin dudas. Primero arranqué con Julio Carrizo que es una persona amiga de la familia, de acá de Cañuelas, y hace dos meses y medio comencé con Enrique Orellana que también es un PF. El me está ayudando con toda la preparación física, trabaja muy bien, es un gran profesional y me está dando una mano muy importante. Trabajamos de lunes a sábados, y eso me pone muy contento.

– ¿De qué forma se manejan esas sensaciones de volver?
. Y mirá… hay que laburar mucho la cabeza, pensar de que esto en algún momento va a parar y que hay que tratar de estar preparados para el momento que llegue estar de la mejor forma posible. Creo que eso es lo más importante. Pero, como ya te digo, por mi parte estoy muy contento porque vengo entrenando muy fuerte, pude mejorar en un montón de cosas que por ahí en una pretemporada no llegás a hacerlo, y eso me deja muy satisfecho.

– Tuviste una última temporada que a nivel personal se marcó por contrastes. El primero, el bueno y más importante, fue tu nivel, donde creo que hubo una evolución notoria y un desarrollo interesante como jugador. El segundo, la parte opaca, un año interrumpido por la lesión que tuviste a finales del año pasado y cuando estabas regresando sucedió lo de la pandemia.
. Sí, la lesión me mató en ese sentido. Venía con confianza, jugando bien, pudiendo hacer mi juego. Por ahí eso fue más por el equipo, por cómo encajaba dentro del equipo, por Manu Gelpi y todo el cuerpo técnico también, y por mis compañeros que me daban esa picardía para poder demostrar mi juego y poder sentirme cómodo con lo que me tocaba hacer. Me venía sintiendo muy cómodo y lo que me tocaba hacer lo podía hacer. Más allá de eso pude dar un clic personal en la confianza, en también poder tomar responsabilidades, algo que me ayudó un montón porque me sentí importante en el equipo, y creo que en la madurez también. Creo que esos son los puntos fundamentales que por ahí me ayudaron a crecer y sentirme importante dentro del grupo. Obviamente que es mucho lo que mejoré en la confianza, y creo que mucho de eso te lo da el día a día con todo el equipo.

– Por decantación se entienden los motivos de tu renovación entonces. Acoplarse a la idea de Gelpi y su CT, combinarse todo para un punto justo de tu madurez y desarrollo, una institución con muchísima historia en la Liga Nacional que te recibió desde siempre muy bien…
. Tal cual. La institución me ha tratado siempre muy bien y más allá de eso el rol que a mí me tocó, que Manu me pidió y que el equipo también me dio, desde esa libertad de juego y sentirme cómodo, hizo que yo también me quiera quedar. Por supuesto que junto a eso hay muchos otros factores para que haya renovado en Quilmes, como por ejemplo el hecho de estar en una ciudad que es hermosa, estar en un lugar lindo sinceramente es muy agradable, estar un lugar donde me siento cómodo porque el club me hace sentir así. Todas esas son cosas que tienen mucho que ver. Es lindo estar en un lugar donde uno se siente cómodo y es feliz, es muy importante eso. Los objetivos del club también son motivos. Quilmes es un club que siempre quiere ascender y que quiere estar en la Liga Nacional. Todas esas cosas conllevan a que quiera estar y quedarme. Es un club que siempre busca estar arriba y seguir creciendo, que va a tratar de armar un buen equipo, donde la gente te va a apoyar siempre. Creo que esas cosas también son muy importantes.

Informe: Prensa AdC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *