“Los jugadores siempre dejaron todo y jugaron con mucho sentido de pertenencia” Jose Luis Pisani

Con una cena, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes realizaron su balance de temporada y ya se focalizaron en lo que viene, Deportivo Viedma cerró su séptima participación consecutiva en la segunda categoría del básquet argentino y otra vez terminó siendo protagonista.
El equipo se ubicó toda la temporada entre los líderes del Sur, accedió y llegó a la final del Súper 4 y alcanzó las semifinales de Conferencia, repitiendo la performance del año pasado. Además, sostuvo una actuación histórica en su casa, donde ganó 22 partidos (con un récord de 16 consecutivos) y perdió apenas 3.
“Tuvimos una buena temporada. Lo más importante es que seguimos participando en la competencia y seguimos siendo protagonistas”, resaltó Atilio Casadei, presidente de la entidad.
El dirigente se mostró feliz porque “cada vez más gente se suma y participa de este proyecto” y agradeció el acompañamiento del público: “La gente siempre estuvo presente, alentando y nos hizo fuerte en casa donde perdimos muy pocos partidos”.
Casadei resaltó que “el equipo y la institución están arraigados en el sentimiento viedmense, se ha logrado un importante sentido de pertenencia y, este año, hemos dejado al nombre de la ciudad y de la provincia bien alto en el mundo del básquet y del deporte argentino”.
Agradeció el acompañamiento del Gobierno Provincial y de todos los sponsors privados y adelantó que, luego de tomarse unos días de descanso, ya se comenzará a trabajar para la próxima temporada.
Por su parte, el entrenador del equipo, José Luis Pisani, agradeció a su cuerpo técnico por el gran trabajo realizado este año, resaltó “la confianza brindada por la dirigencia, que me dejó trabajar con absoluta libertad” y remarcó “el apoyo de cada uno de los hinchas”.
“Fue una linda experiencia ser parte de un equipo respaldado por un gobierno y por toda una provincia. Estamos con un dolor interno por no haber podido llegar a la final, porque sabemos que perdimos una serie que pudimos haber cerrado en casa. Pero los jugadores siempre dejaron todo y jugaron con mucho sentido de pertenencia”, destacó el DT.
“La temporada fue buena. Se jugó el Súper 4, que era un objetivo muy importante para el club, y siempre estuvimos peleando arriba. Viedma quedó entre los mejores del país”, remarcó.
“Ha sido un placer representar a la provincia y a la ciudad en esta competencia. Y es muy importante que los dirigentes ya estén pensando en el trabajo futuro”, sostuvo finalmente.

Algunos números

En cuanto a las estadísticas, el Depo Viedma promedió 74,8 puntos a favor en 50 partidos disputados, con 54,3% en dobles (1036/1908), 33,2% en triples (333/1004) y 74,8% en simples (890/1190).
Por juego, el equipo levantó 30,9 rebotes (23,9 defensivos y 7 ofensivos), dio 13,1 asistencias, robó 6,8 pelotas y metió 1,2 bloqueos.
El conjunto terminó quinto en puntos desde el banco (23,9) y cuarto en puntos de segunda chance (10,2) en toda la Liga.
En cuanto a las estadísticas individuales, Federico Mariani fue el líder en puntos con 16,6 por juego (814 puntos en 1582 minutos), seguido por Francisco Centeno (14,5) y Alexis Knecht (10,2).
En rebotes, Francisco Centeno y Maximiliano Tabieres lideraron con 6,9 y 4,9 por juego, respectivamente.
En asistencias, el capitán Pedro Franco y Mariani encabezan la estadística con 2,7 por juego, con Fermín Thygesen muy cerquita (2,5).
En robos, también lidera el cordobés Mariani con 1,2 por partido, seguido de Centeno y Fede Grun con 1.
Fuente Prensa Deportivo Viedma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *