Neuquén se tiñó de Rojo

Independiente se quedó con el clásico de la ciudad tras vencer a Pacífico por 83-77.

Juan Levrino brilló en el local con 19 puntos (17 en el último cuarto), bien secundado por Ezequiel Dentis con 16 y 17 rebotes. Por su parte, no alcanzaron las 35 unidades de David Oviedo, goleador del encuentro.

La Caldera se colmó para recibir al clásico de la ciudad. En la calurosa noche de viernes en Neuquén, gran cantidad de simpatizantes de ambos equipos coparon el derby. Si bien el juego comenzó parejo, la visita tuvo un problema a los primeros 30 segundos de partido: Fric ya había cometido dos faltas personales, obligado a sentarse en el banco. No obstante, una de las figuras del partido empezó a anotar rápidamente: David Oviedo metió 12 tantos de los 14 que contabilizó el equipo en el período. Sin embargo, el local se mantuvo siempre arriba gracias a, en gran parte, el trabajo de Ezequiel Dentis en la pintura. El pívot consiguió varios rebotes ofensivos, los que cambió por conversiones en segunda oportunidad. A través de esa vía, el local logró llevarse el primer cuarto 18-14. 

Los segundos diez minutos iniciaron bastante parejos, con Oviedo lastimando al local a través de todas las rutas posibles, mientras que un buen pasaje de Almendra mantenía al Rojo en juego. Pacífico comenzó a jugar mejor: con el local centrado en la defensa sobre Oviedo (18 unidades en la primera mitad), apareció Batistino para darle variantes en la ofensiva. No obstante, un correcto ingreso de Troncoso (4 puntos consecutivos), y la siempre buena labor de Dentis, volvían a poner al dueño de casa en partido. Un mejor cierre del Decano, a través de Miranda, le dio la ventaja de 3 (33-30) a Pacífico rumbo al entretiempo.

Un comienzo descomunal de Oviedo, con dos triples y un par de asistencias, le dieron renta de 9 (43-34) a la visita en el comienzo del tercer período, obligando a Remolina a frenar el juego. El local intentó reaccionar con Villanueva y Boudet como abanderados de las ofensivas, pero cada vez que los perimetrales anotaban, la visita le devolvía los favores. El Decano fue mucho más en el cuarto, y tuvo un gran cierre de la mano de Batistino (17 puntos) y Oviedo. Para colmo, en el peor momento de Independiente, Boudet cometió su segunda falta antideportiva, dejando el campo. Una bomba de Almendra (13 unidades) sobre el cierre le dio una vida más al local, que se fue abajo en el marcador (54-48) de cara al último cuarto. 

El inicio del último cuarto mostró un gran juego de ambos equipos. Conversiones en ambos costados, un partido digno de ir a ver. Batistino lastimaba por el lado de la visita, mientras que Dentis (16 puntos y 17 rebotes) dañaba en la pintura local. Independiente comenzó a limar la ventaja a través de Almendra y Villanueva, y en el mejor momento del anfitrión apareció el héroe del Rojo: Juan Levrino anotó un bombazo para poner al Rojo al frente (62-61) con 6:31 minutos por jugar. A partir de ahí, el encuentro fue un espectáculo. Oviedo (goleador del partido con 35) por un lado, y Levrino (convirtió 17 de sus 19 tantos en el último período) por el otro. Bombazos en los dos costados, penetraciones, nadie regalaba nada. Fue un juego en el que quien menos se equivocara se llevaría el partido, dado que ambos estaban penalizados a los cuatro minutos. El buen momento del escolta albirrojo valió más, sumado a que el Deca comenzó a despedir varios de sus jugadores importantes por acumulación de foules. A falta de 30 segundos, Juan Levrino debió ir a la línea tras recibir una falta, que hizo que el banco visitante proteste por demás a los jueces, llevándose una falta técnica. El local lo cerró mejor y se llevó el clásico por 83-77. Una fiesta del básquet en La Caldera. 

Síntesis:

Independiente (83): Etchepare 2, Levrino 19, Veronesi 4, Villanueva 17, Dentis 16 (FI); Troncoso 4, Boudet 8, Almendra 13, Alippi 0, Canestrari 0. Entrenador: Marcelo Remolina. 

Pacífico (77): Oviedo 35, Miranda 5, Batistino 17, Sepúlveda 10, Fric 4 (FI); Desimoni 6, Kaltenbach 0, Agnelli 0, Sasso 0, Ibargoyen 0. Entrenador: Pablo Romero. 

Foto: Independiente de Neuquén.
Prensa: Independiente de Neuquén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *