Pennacchiotti, el Guerrero destacado de la Patagonia

Luego de cerrar el 2018 con tres triunfos en casa, Pennacchiotti una de las figuras, realizó un balance.

Villa Mitre cerró el año con tres triunfos en cuestión de una semana: frente a Ferro Patagónico de Puerto Madryn y dos encuentros muy complejos frente a Sol de Mayo. “Sabíamos que iba a ser duro porque ellos venían de ganarle a Ferro que era un rival difícil y venían con envión. La realidad es que en los dos partidos se vio una diferencia en el final que no se vio adentro de la cancha y hay cosas para corregir. Pero positivo porque eran los dos últimos del año y se pudo ganar”, expresó Pennacchiotti con respecto a los partidos frente a Sol de Mayo.

Los Guerreros ganaron 13 partidos y solo perdieron uno, frente a Independiente de Neuquén y Franco remarcó que “marcamos la diferencia en esta parte. Hicimos un gran torneo hasta ahora. La ventaja tal vez es haber tenido un equipo ya asentado cuando la gran mayoría se tuvo que volver a armar. Nosotros lo aprovechamos, sobre todo de visitante que mostramos ser un equipo compacto y que puede ganar en cualquier lado”.

En cuanto a lo personal, “me sentí muy bien, muy cómodo. Sabía lo que yo podía aportar y era cuestión de poder adaptarme al sistema que había. Lo logre en gran parte por mis compañeros y el técnico que me dieron la confianza. Igual, para aspirar alto tenés que jugar en equipo, uno solo no hace la diferencia”.

Sin embargo, el jugador bahiense también destacó las molestias físicas que los acecharon sobre el final: “nos costó mucho el cierre de año porque se notaba la doble competencia y nosotros no entrenábamos con todo el equipo. Pero aprovechamos la rotación que teníamos y más allá que en diciembre se notó una desconexión en cuanto al básquet, somos gente que sabe a qué jugar y pudimos suplirlo con otras cosas”.

Para cerrar, Franco Pennacchiotti explicó que deben mejorar para el 2019: “Jugamos flojo en diciembre para lo que veníamos jugando. Pero no podemos dejar de tener en cuenta que la mayoría está jugando otro torneo. Por ahí para corregir es tener un poco más de paciencia cuando sacamos una diferencia, no desesperarnos en querer sacarlos de la cancha. Los que se tienen que desesperar son los contrarios”.

Villa Mitre sumó 24 unidades producto de 13 victorias y una derrota. En el 2019 tendrá diez partidos por delante, con el objetivo de hacer la diferencia y quedarse con el uno de la División Patagonia. Pero antes, buscará el título este viernes 28 en el torneo local bahiense.

Fuente: Prensa Villa Mitre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.