Racing se aseguró el pasaje a semifinales

Derrotó en cuartos de final a Villa Mitre, por 78 a 72. Ahora espera en semifinales a su próximo rival.

Un emotivo final, con la gente que colmó el José Martínez cantando y agradeciendo al plantel de Villa Mitre, mientras los jugadores de Racing (Chvilcoy), como un racimo, festejaban al mismo tiempo en el parquet. Una verdadera fiesta se vivió, a pesar de la derrota tricolor, por 78 a 72, que le dio la serie a la visita (3-1).

Así, en cuartos de final se terminó la temporada de la Villa, lejos de la final que jugó la anterior, acaso, después de dar demasiadas ventajas en Chivilcoy, de donde volvió con las manos vacías.

La visita mostró sus recursos en el inicio, a partir de lo que generaba Barrales desde la base, con un juego abierto y el tiro de Caire. Tomó buenos lanzamientos, aunque tuvo mejor efectividad de tres (4-4) que de dos (6-16) en el primer cuarto.

La Villa, contrariamente, intentó lastimar abajo, de todos modos sus tiros más claros fueron a distancia, porque la visita congestionó. Y fue Franco Amigo la mejor respuesta.

La salida de Acuña (2m01), el grande de Racing, lejos estuvo de debilitar a la visita, porque con Baez (2m03) sumaron juego interior y se amplió el repertorio, para cerrar 29-22 arriba el primer cuarto.

En la apertura del segundo, un triple lo dejó con 5-5 en ese rubro y estiró a 10 la ventaja.

El tricolor no encontraba su juego con los iniciales ni en la rotación. Empezó a trabarse, con ofensivas más forzadas, sin fluidez en su juego ni gol. Y lo pagó, porque llegó a perder 50 a 37, la máxima en el primer tiempo, que terminó perdiendo, por 50 a 42.

La Villa regresó de vestuarios cargada de energía y metió un parcial de 7-0 (49-50) en 1m25.

El trámite se hizo de ida y vuelta, el tricolor aumentó la presión al balón con una primera línea activa y pudo correr.

Al mismo tiempo, enfrente Racing bajó sus porcentajes y el parcial se estiró a 16-5, para pasar al frente 58-55, en 5m55 del complemento.

A partir de ahí, aprovechando que a la visita se le cerró el aro (hizo 2-7 en t3, 3-11 en t2 y 0-2 en t1), Villa Mitre dominó en su tablero con Levy-Heinrich, salió de contraataque y José Gutiérrez cargó con el peso ofensivo, ganando el tercer cuarto 22-12: 64-62.

Con Gutiérrez-Pallotti-Martínez en la media cancha, más Levy y Bollo, el tricolor apostó al juego interior, básicamente con Bollo, y le salió bien, sacando 5 de luz en 2m05 del último cuarto.

No obstante, el insistir ahí lo terminó trabando y limitando en sus variantes, a lo que la visita le respondió con juego de pases: parcial de 6-0 y otra vez al frente Racing, 69-68, restando 5m40.

El clima de playoffs y la desventaja se hacía sentir en el José Martínez.

Villa Mitre aprovechó a medias una antideportiva a Gutiérrez, restando 2m51, pasando al frente 70-69 con dos libres, pero desperdiciando la posesión.

La visita, con aplomo y buscando la ventaja, apostó en dos oportunidades a Ricardo Fernández, que atacó a Pikachu: 73-70 arriba Racing, con 1m34.

Y en la ofensiva siguiente, Gamazo jugó 1×1 ante Levy y descargó en la pintura con Baez, que recibió falta: 1-2 en libres (70-74, con 59 segundos).

En la siguiente Bollo erró y atrás la recuperó, recibiendo falta Gutiérrez: 2-2 en t1 (72-74, con 21 segundos).

En la reposición, Harina le cometió falta a De Pietro y este facturó: 2-2 en libres, 72-76, a falta de 17 segundos.

Gutiérrez tiró un triple, con 12 segundos, Bollo tomó el rebote, pero falló los dos libres y le cometió falta a Fernández. Fue victoria para la Acedemia de Chivilcoy que se aseguró un lugar en las semifinales de la Conferencia Sur. 

Fuente: La Nueva. 

Informe: Prensa Villa Mitre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.