Río Negro ganó pero deberá esperar otros resultados

Río Negro sufrió de más ante la resistencia de Misiones y obtuvo su primer triunfo en el torneo. Ahora deberá esperar resultados para soñar con una epica clasificación a la Fase Campeonato.

Río Negro y Misiones fueron los encargados de abrir el tercer día de competencia en el Polideportivo de Embalse. Ninguno de los dos conjunto había podido ganar en sus dos presentaciones anteriores y necesitaban imperiosamente la victoria para poder soñar con clasificarse a la fase estimulo como uno de los mejores terceros.

Ya con el juego en marcha, más que un partido de básquet fue una partida de ajedrez lo que se vio plasmado. El plan táctico y estratégico para poder conseguir la victoria generó constantes parates por tiempos muertos, en búsqueda de jugadas que lograran superar la defensa rival. Tras los primeros diez minutos, el marcador finalizó con una igualdad en 16 que daba muestra de la paridad que se vivió durante estos minutos.

El segundo parcial no mostró nada diferente: movimientos ofensivos seguidos de sus respuestas correspondientes. Ninguna de las dos delegaciones apeló a movimientos de rebeldía, ya que cualquier paso en falso podía dejarlos afuera. Cuando los primeros 20 minutos dividieron el partido y mandaron al descanso a los jugadores, Misiones se llevó una leve ventaja de dos puntos en el 30 a 32 señalado por el tablero electrónico.

Durante el tercer cuarto, Río Negro apretó un poco más el acelerador y con una buena actuación de Giorgio Pazzarelli se llevó el parcial por 19 a 15. De esta manera se ubicó arriba en el marcador con un 50 a 47 que aun no permitía crear suposición alguna sobre qué pasaría en los últimos diez minutos.

El cuarto parcial retomó la partida de ajedrez comenzada hace poco más de media hora. Ya con los peones abatidos, ambas delegaciones apelaron a atacar con sus mejores soldados, los cuales comenzaban a sentir el cansancio del torneo. Aun con la ventaja conseguida sobre el final del parcial anterior, Río Negro defendió a capa y espada el resultado para poder soñar con una épica clasificación.

A falta de un minuto, la ventaja era de cuatro puntos para los patagónicos, quienes parecían tener una competencia interna para ver quien finalizaba con más faltas intentando frenar los ataques de Misiones. Un doble mesopotámico puso al equipo Matías Martinho a tiro del empate, pero sin embargo la chicharra sonó y culminó con la participación de ambos conjuntos en la fase de grupos.

Río Negro ganó y ahora deberá esperar un par de resultados para saber si tiene chance de clasificarse como uno de los mejores terceros. Mientras tanto, Misiones, más allá de la buena labor realizada en sus presentaciones, no consiguió ningún triunfo y es el primer equipo clasificado para la fase estimulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.