“Supimos corregir los errores a tiempo”, afirmó Christian Schoppler

Olimpo venció como local a Atenas (Carmen de Patagones) por 84-74 y sumó su 4° triunfo consecutivo.

Olimpo cosechó esta noche su cuarta victoria en fila en la Conferencia Sur del TNA, al derrotar en el Norberto Tomás a Atenas de Carmen de Patagones, por 84-74.

Si bien el aurinegro (que no contó con Dwayne Smith) parecía tener todo bajo control promediando el 3° cuarto (llegó a sacar 19 puntos de ventaja), el conjunto maragato creció en base a una buena defensa zonal y emparejó el juego, por lo que el elenco bahiense debió transpirar para quedarse con un nuevo triunfo.

“Tuvimos momentos en los que jugamos muy bien, donde llegamos a sacar 20 puntos de diferencia, pero después hubo un planteo de ellos con una defensa en zona que nos llevó a tirar de afuera y errar. Además, tuvimos un par de errores que hizo que Atenas se nos viniera. Pero supimos corregir los errores que tuvimos a tiempo y a partir de ahí logramos sacar una nueva ventaja que nos llevó a ganar”, entendió Christian Schoppler, la figura olimpiense, quien aportó 24 puntos (6-10 t2, 1-5 t3 y 9-9 tl), 5 rebotes, 6 asistencias y 2 robos.

Tras un inicio errático (1-7 en tiros de campo) y en desventaja (2-6), un par de bombas de Emilio Giménez activaron a Olimpo, que igualó el marcador en 10. Y, más allá de que no logró mejorar sus porcentajes (terminó el cuarto con 6-18 tc), la efectividad de Schoppler desde la línea más algunas unidades en la pintura le permitieron al dueño de casa cerrar el 1° segmento 20-14 arriba.

El auinegro comenzó a dominar el trámite en el 2° período. Generando y aprovechando pérdidas ajenas y levantando su puntería, aplicó un parcial de 13-5 con el que sacó la primera ventaja importrante del cotejo: 36-25, a 48 segundos del final del primer tiempo.

Ese dominio local se profundizó en el arranque del 3° capítulo. Firme atrás y usufructuando bien cada posesión adelante, especialmente en las manos de José Fabio, quien anotó 9 puntos en fila, el elenco de nuestra ciudad se disparó en el tablero: 53-34, en 4m40s.

Sin embargo, Atenas apostó a la defensa zonal y empezó a resurgir. Olimpo se enredó en ofensiva y atrás comenzó a padecer. Scott Cutley tomó la bandera en ataque (9 unidades), sus compañeros se contagiaron y antes del cierre del cuarto la visita ya se había metido en partido (59-52).

El dueño de casa continuó estando bloqueado en el arranque del último período y llegó a tener el agua en el cuello tras un triple de Giarraffa (62-61). Pero lentamente, el elenco de Maceratesi se fue reencontrando con su juego.

Más paciente en ofensiva y conectando bien a los 2 gigantes (Fabio y Granado), Olimpo volvió a respirar y a tener el control de las acciones. Así, se alejó nuevamente en el marcador (75-66 a 3m31s del epílogo) y comenzó a bajarle la persiana al encuentro. Atenas intentó una nueva reacción, pero esta vez el aurinegro se mantuvo enfocado y lo cerró desde la línea.

Más de Schoppler   

Christian Schoppler resaltó la importancia de haber podido ganar más allá de la ausencia del canadiense Dwayne Smith, una de las figuras de Olimpo, quien debió viajar a su país de origen por problemas personales.

“Si bien nos faltó (Dwayne) Smith, que por unos problemas personales se tuvo que ir, por momentos jugamos muy bien. La verdad que no sentimos su ausencia, más allá de que sabemos que es un jugador muy importante para nosotros. Hoy lamentablemente no estuvo, pero lo importante es que lo supimos suplir entre todos y así ganar”, señaló “Pitu”.

Por último, el escolta hizo referencia a la química que se está forjando en el equipo. “A pesar de la corta pretemporada que tuvimos y de que no jugamos amistosos, cada vez nos estamos conociendo mejor. Para esto es muy importante el grupo que estamos formando, que es muy bueno”, concluyó.

Se lesionó Emilio Giménez

Pese a el triunfo, la alegría no fue completa para Olimpo esta noche en el Norberto Tomás. Es que, el alero Emilio Giménez sufrió una lesión en su hombro derecho a pocos segundos del final del partido, por lo que debió ser trasladado a un hospital.

Y, si bien se le deben realizar los estudios correspondientes, se cree que podría tratrase de una lesión de gravedad.

Fuente La NUeva – Fotos Sebastián COrtés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.