Temperley – Rocamora por TNA Contenidos

El Celeste le ganó a Rocamora por 101 a 84 y logró su segunda victoria en fila de local. En el ganador la figura fue Trímboli con 21 puntos, en la visita se destacó Cuello con 22.

Temperley 101 – Rocamora 84

El Celeste no dejó dudas ante Rocamora y ganó 101-84, en un duelo que lo dominó a partir de un gran tercer cuarto, con un excelente juego ofensivo que le permitió rotar el balón con claridad y seleccionar los mejores lanzamientos. Con este triunfo, el Gasolero vuelve a tener récord positivo con 13 victorias y 12 derrotas, en tanto que Rocamora queda hundido en el pelotón de abajo con registro de 11 éxitos y 14 caídas.

El buen andar de Temperley se reflejó en los números de sus jugadores, culminó con cuatro jugadores por encima de los diez puntos. Martín Trímboli fue el goleador con 21 puntos (4/6 triples), secundado por Lucas Ortiz con 19. En el elenco entrerriano, Matías Cuello se destacó convirtiendo 22 puntos.

El duelo arrancó intenso y parejo pese a las altas temperaturas, Temperley se apoyó en Chaine (9) para sacar las primeras ventajas en el tanteador. El pivote lastimó con su presencia en la zona pintada y además aportó una bomba para que el Gasolero se despegue 11-5 a los 3′. Rocamora no tardó en reaccionar y de la mano de su principal arma anotadora, Matías Cuello (10), se metió en el juego y emparejó el trámite. La visita continúo subiendo su confianza, Davico (5) le imprimió una buena velocidad a los ataques rápidos y el Rojo terminó llevándose el primer chico por 23-20.

En el segundo cuarto, el encuentro incrementó su calidad, ambos equipos fueron consistentes en ataque y se trasformó en un partido de tanto a tanto. En Temperley, Trímboli (12) se erigió en factor clave para arrimar puntos con lanzamientos externos y también con inteligencia para atacar la canasta con decisión. Además del marplatense, el Celeste contó con un activo Ortiz (7), consiguiendo quebrar la paridad y tomar una ventaja de 6 (43-37), restando 1′. En las últimas jugadas, el Gasolero equivocó el camino y permitió la levantada de Rocamora con un triple de Space y un doble de Pag, se colocó abajo por la mínima. Sin embargo la última palabra la tuvo Alejandro Eiguren, quien se despachó con una espectacular triple de mitad de cancha y le dio aire a Temperley, ganando la primera etapa por 46-42.

En el tercer chico Temperley lo abrió de la mejor manera, convirtiendo los cuatros primeros ataques en jugadas de tres puntos, dos doble y falta y dos bombas. A raíz de este inicio caliente del local, la distancia se fue 14 (58-44) en apenas 2′, ante un rival que se desdibujó después de ese comienzo en falso. Los dirigidos por Costa continuaron jugando un gran básquet, con una ofensiva que fluyó por completo (11/15 TC en el 3C) y fue estirando la máxima hasta cerrar por un contundente 78-57 de cara a los diez finales.

En el último período, Temperley no bajó la guardia, siguió siendo intenso para sostener la ventaja y jugar con la desesperación del rival, que nunca pudo reponerse después de esos minutos iniciales en el 3c. Finalmente fue un nuevo triunfo para el Gasolero, que vuelve a recuperar la confianza en casa y gana su segundo juego consecutivo, a la espera del próximo choque frente a Atenas de Carmen de Patagones, también como local.

Informe: Prensa Temperley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.