“Tengo que ponerme un yeso, pero voy a jugar fracturado” Mariano Castets

La lesión en el cuarto metacarpiano de la mano izquierda se la diagnosticaron ayer a Mariano Castets. La sufrió el miércoles. Ya jugó, con mucho dolor. ¿Lo dejarán cambiarse mañana?.

Olimpo jugó el miércoles con Huracán, en Trelew, y perdió el primer partido de la serie reclasificación del TNA, 82-66. Mariano Castets actuó durante 22m31s.

“Quedó una pelota dividida, me tiré a buscarla y caí en la parte de cemento. Me dolía mucho la mano, pero no le di importancia. Me puse hielo y me medicaron, aunque seguía hinchada”, recordó Catete.

El viernes, el base jugó 28m34s, aunque con mucho esfuerzo, en la derrota 80-68. “Sabía que tenía algo, por el dolor”, explicó.

La delegación llegó ayer por la mañana y Castets, inmediatamente, placa mediante, recibió la noticia. “Me diagnosticaron una fractura. Nunca me imaginé que estaba fracturado”, contó. La lesión, en el cuarto metacarpiano de la mano izquierda, lo dejaría afuera del tercer partido, previsto para mañana. Él analiza otra alternativa.

“Los médicos -detalló- me dijeron que tengo que ponerme un yeso. Pero ya le comuniqué a Franco (Maceratesi, el DT), que voy a jugar fracturado. Ya pude hacerlo”.

Es decir, sería tu voluntad, contra la decisión médica.

-Ellos me aconsejan que no juegue, porque se puede agravar la lesión. Tengo que inhabilitar la mano. Mañana (por hoy) lo hablaremos personalmente con la doctora (Graciela González Prieto) y el kinesiólogo (Germán Gallardo). Ya he jugado en Monte con un dedo fracturado de la mano derecha. En este caso, la lesión es en la izquierda, la que utilizo más. Y ayer (por el viernes) lo noté, básicamente, cuando quería cambiar de dirección.

-¿Qué te moviliza para intentar jugar así?

-Es que no quiero terminar así. El segundo partido jugué bastantes minutos y quiero terminar jugando. Me duele mucho, pero un partido más me lo puedo aguantar. Y si ganamos, después se verá.

-Por lo que decís, priorizás el presente más que el futuro.

-Si quedamos afuera tendré tiempo para recuperar y si ganamos, veremos. Quiero jugar.

-Venías de una lesión y ahora otra.

-Sí. Da un poco de bronca, porque me recuperé en 15 días, menos tiempo del que me habían diagnosticado. Y en el primer partido después del regreso, sufrí este golpe. Esta actividad es así.

-Con los años el jugador generalmente va regulando su intensidad. ¿La esencia no puede cambiarse?

-No. Toda la vida jugué así. La camiseta que me pongo la defiendo. Y si me propongo cuidarme, a los cuatro minutos me olvido. A esta edad (32 años) no puedo cambiarlo.

-¿Qué les dejó los primeros dos partidos?

-Tenemos que mejorar bastante si queremos ganar. Rescato que en el segundo partido mostramos otra actitud, más corazón, más ganas de ganar. Igual, tenemos que mejorar las pérdidas, porque ellos saben capitalizarlas mediante contraataques. También, los porcentajes de triples. Ellos van a jugar con la tranquilidad de estar 2-0 arriba y sabiendo que nosotros tenemos que ganar para seguir. Hay que ser agresivos y defender como los últimos dos minutos.

Fuente///La Nueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.