El tercer asistente de Gustavo “Lobito” Fernández

Después de ganarle a Atenas en el quinto juego, Estudiantes se consagró campeón de la Conferencia Sur y recibió en el vestuario la visita de Jaime, un chico con síndrome down, hincha número uno del conjunto albinegro.

Luego de la clasificación a la Final del Torneo Nacional de Ascenso, Jaime, un niño con síndrome down y fanático del equipo, entró al vestuario a festejar con los jugadores como cada partido.

Los sentó en ronda y empezó a darles indicaciones de como debían atacar y como debían defender con una pizarra y fibrón en mano.

Mientras el pequeño bataráz daba órdenes, fuera del vestuario había un grupo de hinchas cantando y alentando. Un pedacito de la intimidad de Estudiantes de la mano de un hincha que tiene el corazón de color blanco y negro.

Informe: Prensa Estudiantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.