Tomar esta decisión fue un gran paso” Franco Baralle

Una de las novedades de este 2018 para Tomás de Rocamora fue la incorporación del juvenil Franco Baralle quien llegó a préstamo desde Atenas de Córdoba para formar parte del plantel que compite en la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. El base que viene del elenco Griego promedia 10.4 puntos en los 12 encuentros que disputó y fue uno de los destacados en las recientes victorias. Tras una de las últimas prácticas habló de todas estas sensaciones con el Rojo uruguayense.

“La adaptación, por suerte, ha sido buena. Al conocer algún par de jugadores no me costó tanto adaptarme a pesar que era la primera vez que salía de mi casa y cambiaba de equipo. Fue muy raro al principio pero ahora ya me acostumbré”, comenzó diciendo el jugador de apenas 18 años.

La adaptación no solo tuvo que ver con una ciudad nueva y caras desconocidas, en su mayoría, sino también a otro equipo y una categoría diferente. “El salir de mi casa y cambiar de ciudad fue la primera adaptación que tuve que hacer”, señaló. Y agregó: “Después vino lo del equipo y dentro de todo el grupo me ayudó bastante; tanto el entrenador como los jugadores. Por eso no me costó tanto”.

Sin dudas la decisión de mayor peso fue la de dejar un equipo como Atenas de la Liga Nacional, más allá de la cantidad de minutos en cancha, para bajar de categoría. “Eso sí me costó, lo venía pensando desde todo el mes de diciembre y no fue sencillo porque era salir de Atenas; el club donde jugué toda la vida. Pero creo que tomar esa decisión para mí fue un gran paso”.

Y el nuevo destino fue Tomás de Rocamora. “Acá me encontré con un equipo con buenos jugadores y un gran grupo humano, que no estaba en la situación que merecía. Cuando llegué arrancamos bien, después nos caímos un poco y ahora logramos levantar nuevamente gracias a la unión del equipo”, comentó sobre esto.

Cuando se sumó el equipo de Juan Varas peleaba por salir del fondo de las posiciones, algo que fue consiguiendo poco a poco. “No dudé en venir porque primero y principal lo que yo quería era tener minutos, entrenar, jugar y sabía que acá lo iba poder hacer. Para mí no era una situación desesperante la del equipo porque faltaban muchos partidos y no era una complicación eso”, aseguró el base que también ha sido protagonista de los seleccionados argentinos U16, U17 y U19.

En relación a lo que el entrenador espera de él, manifestó: “Primero, rotación desde el banco y aire fresco para el equipo. Después me pidió que haga mi juego, que tome tiros con tranquilidad y nada fuera de lo común”.

En los primeros partidos Varas le fue dando minutos a él y descanso a Agustín Lozano pero con el correr de los partidos también los utilizó a ambos, juntos, varios minutos en cancha. “Eso me sienta bien, por ahí alternamos el manejo de la bola, por ahí hay equipos que presionan mucho y a veces para un solo base eso es muy desgastante; física y sicológicamente. Jugando con él me siento muy cómodo”, reflexionó.

Uno de sus fuertes son los tiros desde afuera de los 6.75 y hasta el momento logró un promedio de 1.6 triples para posicionarse segundo detrás de Gastón Semiglia (2.3). “Cuando se da la oportunidad de un tiro abierto lo primero que pienso es en tirarla pero sé que no son muchas las situaciones que voy a tener en los partidos. Por eso trato de aprovecharlas cuando se presentan”, indicó.

Ya enfocados en el equipo y en si se podrá seguir repitiendo el nivel de los últimos tres partidos, opinó: “Tenemos que aprovechar este envión que traemos, perdimos dos partidos de local y después ganamos tres así que debemos seguir sumando para lograr el objetivo que es llegar a los puestos de playoffs”.

“Sabemos que se vienen partidos duros y que tendremos que llevarlos palo y palo hasta el último cuarto, así nos sentimos mucho mejor nosotros. Por ahí antes buscábamos quebrar los partidos cuando sacábamos una mínima diferencia, nos apresurábamos y no era ese el camino. Es cierto que algunos partidos los perdimos al final pero lo que nos sienta mejor es llegar palo y palo y jugar tranquilos”, agregó luego en relación a los partidos que se vienen ante Platense, Petrolero Argentino y Parque Sur.

En el cierre de la jugosa charla se refirió a cómo ha vivido este tiempo la separación de familiares y amigos, más allá que ambos han venido para compartir momentos con él. “A mi familia también le costó mucho el que me vaya pero también se adaptaron, el último fin de semana pude viajar a Córdoba para estar con ellos y mis amigos. Estar en contacto con ellos son cosas que motivan y nutren a una persona. Es un plus que, en lo personal, me ayuda a seguir”, dijo.

Informe: Prensa Rocamora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *