Una Lavada de Cara

Con nuevo entrenador, nuevo base y nuevo extranjero, el “Globo” se pone en movimiento para encarar la segunda mitad de la temporada regular. Cristian Santander dirigirá la práctica al frente del equipo, con la cabeza puesta en la gira con tres juegos en Buenos Aires.

Un lavado de cara. Eso es lo que hizo Huracán para afrontar la segunda mitad de la temporada 2016/17 del TNA. Cristian Santander llegó al club para hacerse cargo de la dirección técnica en reemplazo del “Tigre” Aguilar. También hubo cambio de extranjero: Shane Heyward dejó el equipo y se abrieron las puertas al venezolano Juan Coronado. Y en los últimos días del 2016 se confirmó que el base Lisandro Ruiz Moreno llegaría para ocupar la ficha de Sebastián Puñet, que partió hacia Salta. Con esas variantes comienzan hoy los entrenamientos en el “Atilio Viglione”. El “Globo” marcha noveno en la Conferencia Sur y el objetivo es entrar a los playoffs.

Las cosas cambian, a veces demasiado pronto. Huracán había planeado esta temporada de una forma muy diferente. La recontratación del “Tigre” Aguilar respondía a una línea lógica: seguir adelante con el proyecto que el entrenador había iniciado junto al plantel. El proyecto arrastraba una idea inusual: mantener la plantilla de la anterior temporada y empezar a construir a partir de una base sólida. Partiendo desde el ideal, el equipo apuntaba al ascenso. Pero la caída de algunas piezas clave como Valentín Burgos y Facundo Brizuela, la imposibilidad de retener a Byron Johnson y diversas variables imponderables, hicieron que se recurriera a otros refuerzos y que el plantel largara con lo que tenía. Los resultados no fueron los que se esperaban, y es por eso que en este tramo del certamen veremos un “Globo” diferente.

El primer cambio fue directo a la cabeza: el director técnico. Mariano Aguilar cerró el año con dos triunfos en Trelew frente a Parque Sur y Atenas, pero esas conquistas no fueron suficientes para olvidar una racha que incluía seis derrotas consecutivas, una de ellas en condición de local. Una vez acabado el partido con Atenas, se supo inmediatamente que la dirigencia prescindiría de los servicios del “Tigre”. Sin perder un segundo, Huracán buscó a Cristian Santander (hermano de Silvio, ex-DT del Quimsa campeón), que recientemente había renunciado a su cargo en Rocamora. Confirmado el entrenador, solo faltaba meter mano en el equipo.

El primer nombre que apareció en la lista negra fue el de Jerome Hill. Esta variante respondía meramente a razones deportivas, a fin de fortalecer el juego en la zona pintada. Pero Santander advirtió que Hill era un jugador propicio para su estilo de juego, de manera que Shane Heyward fue el apuntado para dejar el equipo. Quien llegó en su lugar es Juan Coronado, de Venezuela, un pívot de peso y altura (2,03 metros) que podría ser un gran aporte en el juego interno.

El tercer y último cambio fue en la base. Durante las vacaciones por las Fiestas, Sebastián Puñet recibió una oferta de Salta Basket. Paralelamente, previendo la salida del santafesino, la dirigencia tentó a Lisandro Ruiz Moreno, un base de 26 años y 1,83 de estatura que venía de jugar Liga Nacional con Echagüe de Paraná.

Cristian Santander, Juan Coronado y Lisandro Ruiz Moreno son las nuevas caras de Huracán, que sueña con entrar a los playoffs. Hoy retoman los entrenamientos en el “Viglione” preparando tres juegos en Buenos Aires: Platense el 14, Temperley el 16 y Gimnasia La Plata el 18. Debido a una reprogramación de vuelos, el grueso del plantel estará llegando hoy por la noche. Los entrenamientos de esta tarde serán a plantel reducido, comandadas por Santander.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.