Carrasco rompió el silencio

El expresidente de la Federación de Río Negro indicó que pudo haber cometido errores pero que no obró con mala fe. Su mandato quedó bajo la lupa luego de la intervención solicitada por la IGJ. 

La gestión de Jorge Carrasco como presidente de la Federación de Básquet de Río Negro quedó bajo la lupa luego de la intervención que decretó Personas Jurídicas de la provincia.

A la resolución de la IGJ, que asegura que la institución se encuentra “en una grave situación de irregularidad institucional y económica”, en las últimas horas se sumó una intimación de la CABB a los clubes y Juan Cruz Montoto, interventor y presidente de Atenas de Patagones, mostró su preocupación porque todavía no pudo hacerse de la documentación.

Un mes después del anuncio de la intervención, Carrasco rompió el silencio. Si bien se mostró disconforme con la actuación de la IGJ, aseguró que está tranquilo con la situación. “¿Me equivoqué? ¿Fui desprolijo? Puede ser, pero no pasa más de eso. Acá no hay cosas raras”, declaró. 

El ahora expresidente de la Federación aseveró que la intervención no tiene razón de ser y que Personas Jurídicas invadió su autonomía. Agregó que el 1 de marzo se había definido llamar a asamblea en abril para renovar autoridades y aprobar los balances, con el visto bueno de la IGJ.

“Llamamos a una asamblea para normalizarnos y nos intervienen por una denuncia de la Asociación de Bariloche (ABB), que estaba suspendida por falta de pago”, detalló. 

La acusación de ABB derivó en diversos pedidos de informe por parte de la IGJ que finalmente determinó la intervención. 

“Desde un primer momento se habla de una deuda con CABB de trescientos mil pesos pero hay otras que le deben cuatro millones y no se les dice nada”, deslizó.

Con respecto a la intimación que recibieron Cinco Saltos, Cipolletti y Sol de Mayo aclaró: “le conteste a CABB hace tiempo que los clubes habían depositado y les pedí tiempo para revisar lo que había pasado. No obstante los jugadores fueron autorizados a jugar por la misma CABB, por eso no se entiende el reclamo”.

En cuanto a las acusaciones por la falta de una cuenta corriente bancaria de la Federación, por parte del actual interventor, aseveró: “es mentira. Desde 2017 hay una, dicen que no hay porque no la usan. Hace 14 años que lo mandan a mi cuenta”.

Otro de los puntos por los cuales se resolvió la intervención es la falta de los balances y memorias de los últimos tres años. 

“De los años 2018 y 2019 teníamos toda la documentación aprobada por el Consejo de Ciencias Económicas y estábamos a siete días de cerrar el de 2020, que no se pudo terminar porque el estudio contable no trabajó por la pandemia. Iban a ser aprobados en la asamblea de abril”, detalló.

La semana pasada, el dirigente presentó un pedido para revocar la medida.

“Todavía no tuve respuesta pero si nos recusan iremos a la gobernadora y de ahí a la Justicia. Los clubes ya se negaron a la intervención porque es una cuestión que hay que arreglar internamente y pedimos el llamado a elecciones”, contó.

Carrasco agregó que no piensa presentarse en caso que se lo pidan. “Las segundas partes no son buenas y los trapitos se lavan adentro. Es la primera vez en 12 años que pasa algo. La Federación se compone de las Asociaciones y los clubes, si la situación era tan irregular: ¿donde estaban el resto de los dirigentes?”, disparó.

También habló sobre las dificultades que tuvo a la hora de llevar adelante la institución: “los clubes le deben a la Federación seiscientos mil pesos y se los deja jugar porque sino dicen que los prohibimos. Yo prefiero que se juegue al básquet. Si quieren decir que eso está mal. Ok, está mal”.

Además, agregó que en los últimos años contaron con muy poco apoyo por parte de la provincia. “El año pasado no nos dieron plata para los pasajes para el equipo de la Araucanía, cada chico fue por su cuenta y salimos campeones. Eso se lo debemos a la organización deportiva”, ejemplificó.

Consultado sobre si cree que hay una caza de brujas sobre él, contestó: “tengo una opinión formada pero prefiero esperar a que esto termine para darla. Creo que sí vienen por mi cabeza. No creo que sea Borro (presidente de CABB), a él le dejaron la puerta abierta y se metió”

A pesar de su defensa, Carrasco también se tomó un tiempo para analizar sus errores. Indicó que varias veces le pidió a otros dirigentes que asuman su rol y nadie quiso. 

“No es justificativo pero al vaso hay que mirarlo lleno. Seguro que cometí errores pero muchas veces hacer lo correcto significaba parar el básquet por seis meses. Puede ser que me haya equivocado, pero no hubo mala intención. Por supuesto que duele pero me pone contento recibir el cariño de los jugadores”, agregó.

En cuanto a los pasos a seguir, el dirigente aseguró que en las próximas horas se reunirá con Montoto. “Me demoré por problemas personales pero tengo que entregarle la documentación porque hasta ahora no recibió nada”, finalizó.

 

 

 

Fuente: Diego Rodriguez – Diario Rio Negro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *