La despedida de Rigada de Rocamora: “Fue hermoso poder volver”

El interno decidió cambiar su horizonte para estar más cerca de su familia y valoró todo lo que vivió en el retorno al club.

Rocamora retomó, esta semana, los entrenamientos con vistas al reinicio de la Liga Argentina de Básquetbol y donde el primer encuentro será el venidero martes frente a Estudiantes de Olavarría, en el Paccagnella. La noticia saliente del regreso fue la ausencia del interno Horacio Rigada quien dejará el equipo para ir a jugar el próximo Torneo Federal de la CABB.

La situación de Rigada golpeó un poco más porque se produjo prácticamente a un día de retomar las prácticas.
El interno aceptó una oferta de El Ceibo de San Francisco, reciente campeón de la Liga Cordobesa de Básquetbol, equipo que jugará el entrante Torneo Federal de la CABB. Además de la conveniencia económica al ala pivote, de 32 años, la oferta le sirvió por razones familiares. En la actual temporada de la Liga Argentina promedió 6.9 puntos, 4.8 rebotes, 1.8 asistencias y 1.6 robos 21.2 minutos. Fuera del quinteto inicial fue quien más minutos estuvo.

Consultado puntualmente acerca de los motivos de esta decisión, Horacio explicó: “Fueron muchas cosas, no voy a negar lo económico pero lo principal es la distancia. Pasar de más de 500 kilómetros a solo 100 de mi esposa; estoy casado y ya con más de 30 años debo ir pensando en lo familiar. También, que es ahora en el receso y el club tiene tiempo para buscar un reemplazo para que termine lo que resta de la Liga”.

El rendidor interno compartió un balance de la presente temporada: “Como equipo creo que habíamos empezado bien, después en las burbujas tuvimos altibajos y salvo algunos partidos siempre fuimos competitivos. Es un grupo muy joven así que es normal que los tuviéramos, pero en lo general fue bueno. Y en lo personal creo que fue buena, traté de hacer y dejar todo en la cancha siempre, aportar de donde pueda al equipo para que le vaya bien”.

Rigada, quien integró el equipo que en mayo de 2011 logró el ascenso al TNA, regresó al club tras diez años y eso fue especial. En relación con esta oportunidad del destino, Horacio expresó: “Fue como si no hubiera pasado el tiempo, la cancha, la gente, todo sigue igual; fue algo hermoso poder volver. Estoy totalmente agradecido a la dirigencia y a Juan Varas que en su momento pensaron en mí para volver; siempre es un placer vestir la camiseta del Rojo”.

En último término se refirió a los diferentes y gratos momentos que tuvo en sus pasos por el club. “Mis mayores recuerdos de mis pasos en el club van a ser el ascenso, poder salir campeón de local con nuestra gente y ahora poder jugar Liga Argentina; probarme en la categoría era una espina que tenía. Después, obviamente lo humano, cada grupo formado, compartir momentos y nuevas experiencias con ellos”, concluyó.

Informe: Prensa Rocamora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.